Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP se felicita de poder "empezar ahora" a aplicar su política fiscal de "siempre" de bajar impuestos

Madrazo niega que la reforma fiscal tenga el "tinte electoral" que le reprocha el PSOE, al que le pide "una oposición constructiva"
El PP se ha felicitado de la reforma fiscal aprobada este viernes en Consejo de Ministros y de que el Ejecutivo central pueda "empezar ahora" a aplicar la política de bajada de impuestos que "siempre" han tenido los 'populares' a medida que el país crece y crea empleo y los españoles se va quitando el "lastre" heredado del Gobierno del PSOE.
Además, ha negado que la reforma tenga el "tinte electoral" que aprecian desde el PSOE, al que ha pedido que, una vez aprobada por el Consejo de Ministros, desarrolle una "oposición constructiva" durante la tramitación parlamentaria de la misma y ha señalado que "todos" los grupos deben de trabajar por tener un sistema fiscal "lo más justo y equitativo posible".
Así lo ha reclamado en una rueda de prensa en Santander, la diputada nacional por el PP de Cantabria y actual portavoz de Hacienda del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Ana Madrazo, quien ha valorado "muy positivamente" las "mejoras", a su juicio, introducidas en el proyecto de ley respecto al anteproyecto, como el incremento hasta los 180.000 euros del mínimo exento de las indemnizaciones por despido obligatorio.
Tras recordar a la oposición que "Hacienda somos todos", ha asegurado que el PP tiene "la mano tendida" para "negociar todo tipo de enmiendas" que puedan mejorar esta reforma.
Sin embargo, ha advertido que el PP "no va a aceptar "lecciones de justicia tributaria" de aquellos que --ha dicho-- hicieron que la recaudación tributaria en España "se desplomase", eliminaron el impuesto de patrimonio, hicieron que las "grandes empresas" no tributasen en España y dejaron al país "al borde de la quiebra".
Madrazo ha opinado que la división que, a su juicio, realiza el PSOE "entre ricos y pobres" es algo "superado" en una sociedad actual, integrada por trabajadores y empresarios "dispuestos, cada día, a ganar sus garbanzos" y los de sus familias.
La portavoz de Hacienda del grupo popular en el Congreso de los Diputados ha señalado que es a éstos a quienes va dirigida la reforma fiscal aprobada por el Consejo de Ministros, un proyecto de ley con el que, en su opinión, el Gobierno del PP muestra su "sensibilidad social", sobre todo, con las familias, con los autónomos y con las pequeñas y medianas empresas.
Madrazo ha insistido en el mensaje trasladado este mismo viernes por el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, en su comparecencia ante los medios de comunicación tras el último Consejo de Ministros antes del parón estival de que la recuperación económica "ha llegado para quedarse".
BAJADA DE IMPUESTOS "PARA TODOS"
La diputada del PP ha señalado que, con su reforma fiscal, el Gobierno quiere que esta recuperación "entre por la puerta de las familias y las empresas" en forma de bajada de impuestos "para todos".
Además, en respuesta a la sospecha de que esta reforma tenga "tinte electoral", como ha apuntado el PSOE, Madrazo ha señalado que, como ya ha señalado Rajoy, se continuará con la política de rebajas fiscales a medida que la economía de España vaya creciendo, incluso más allá del horizonte de 2015, año electoral.
La 'popular' ha repetido las previsiones del Ejecutivo central de que entre 2015 y 2016 esta reforma suponga una "inyección de liquidez" de "más de 9.000 millones de euros" y será un "desahogo financiero" para las familias, trabajadores y empresas, que permitirá que puedan "consumir más, ahorrar más e invertir más" y, por tanto, generar más crecimiento económico y mayor creación de empleo.
La portavoz de Hacienda ha repasado algunas de las novedades de la reforma, que entrará en vigor, de manera escalonada, entre los años 2015 y 2016, y que ha sido aprobada este viernes en Consejo de Ministros tras ser presentada públicamente el pasado 20 de junio y tras las modificaciones incluidas en el texto inicial durante el periodo de información pública y el diálogo con agentes sociales.
Uno de los aspectos que se ha modificado es el aumento del mínimo exento de la tributación en el IRPF de la indemnización por despido hasta los 180.000 euros --el 99,9 por ciento de todas, según Madrazo-- frente a la propuesta inicial que contemplaba la indemnización exenta hasta los 2.000 euros por año trabajado.
LA REFORMA
Entre otros aspectos, Madrazo ha insistido en la rebaja del Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) para 20 millones de contribuyentes. La reforma reduce a cinco el número de tramos desde los siete actuales, dejando el tipo mínimo en el 19% --frente al 24,75% actual-- y el tipo marginal en el 45% --frente al máximo del 52%--, si bien la rebaja se hará en dos fases, una en 2015 y otra en 2016. La rebaja media será del 12,5 por ciento.
Uno de los aspectos más novedosos de la reforma del IRPF es la extensión de los conocidos como 'impuestos negativos'. Así, las familias numerosas y con ascendientes con discapacidad o discapacitados a su cargo podrán cobrar por anticipado una deducción de 1.200 euros anuales en el IRPF, a razón de 100 euros mensuales, como la que actualmente perciben las madres con hijos menores de tres años.
En materia del Impuesto de Sociedades, el tipo bajará al 28% en 2015 y al 25% en 2016, frente al 30% actual, mientras que las pymes podrán rebajar su gravamen hasta el 20% --frente al 25% actual-- siempre que se apliquen dos deducciones de nueva creación para favorecer la autofinanciación y el endeudamiento empresarial.
Además, se suprimen algunas desgravaciones, mientras se refuerza la deducción por inversión en I+D+i y se incluye una nueva desgravación por reserva de capitalización, de tal manera que las empresas podrán destinar el 10% de su beneficio a provisiones o recursos propios para promover su autofinanciación y reducir su endeudamiento.
Además de esta deducción, para las pymes se introduce también una desgravación con el mismo objetivo para que durante cinco años puedan hacer provisiones y reducir su tarifa fiscal, de tal manera que las pymes que hagan uso de estas dos deducciones, que no exigirán obligatoriedad de inversión, tributarán a un tipo del 20%.
Madrazo también ha aludido a otros aspectos de la reforma, como la elevación de la deducción por donativos, que pasa del 25% al 30%, porcentaje que se eleva en otros cinco puntos si se mantiene durante tres años.
También ha aludido a la extensión de la deducción por innovación a animación y videojuegos, además de a la nueva deducción del 20% que introduce la reforma para apoyar la producción y exhibición de espectáculos en vivo de arte escénicas y teatrales.