Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP ve "imprudente" que Rubalcaba lance una reforma "unilateral" que suena a "huida hacia delante"

Reitera su disposición al diálogo pero rechaza cambios que sólo busquen "dar satisfacción al nacionalismo rupturista"
El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, considera "un poco imprudente" que el PSOE vaya a lanzar su propuesta de reforma federal de la Constitución sin consultar antes con el resto de partidos, en especial con el PP, y ha avisado al secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que "las medidas unilaterales acaban siendo huidas hacia delante".
Así ha respondido Hernando, en declaraciones a Europa Press, al anuncio realizado este lunes por Rubalcaba, quien ha avanzado que después de las elecciones europeas de finales de mayo el PSOE presentará una iniciativa amplia en el Congreso que sirva para el arranque de un diálogo entre partidos y comunidades autónomas para buscar una solución al conflicto con Cataluña.
El líder socialista, que siempre han defendido como única salida un retoque de la Carta Magna en sentido federal, ha asegurado que su intención es que las distintas fuerzas políticas empiecen haciendo un diagnóstico común de la situación. Sin embargo, para el PP "el diagnóstico está muy claro".
"Los nacionalistas, ante el miedo por la crisis económica han emprendido una huida hacia delante con un proceso soberanista que discute la soberanía nacional y que se basa en el victimismo y en la falacia del España nos roba", resume Hernando.
CONCRECIONES
El dirigente 'popular' ha reiterado que el partido de Mariano Rajoy está "abierto al diálogo", pero ha incidido en que para eso primero hay que saber sobre qué se quiere hablar y cuáles son los cambios que plantea el PSOE.
"A mí me parece un poco imprudente hablar de la reforma de la Constitución si no se sabe en concreto para qué se va a reformar", incide Hernando, quien cree que "lo razonable" es "esperar a que concrete sus planes". "Y aún sería más sensato --añade-- si antes de plantear una reforma constitucional lo hablara con el resto de partidos y en especial con el PP".
Porque, según el portavoz adjunto del Grupo Popular "las medidas unilaterales acaban siendo huidas hacia delante" y no "tienen sentido" ni cuando quienes las ponen sobre la mesa son los nacionalistas ni si se proponen "como respuesta al sinsentido que el nacionalismo catalán viene planteado contra la soberanía nacional".
"Nosotros estamos abiertos al diálogo pero tenemos que saber en qué sentido y si lo único que pretende es dar satisfacción al nacionalismo rupturista, no tiene mucho sentido".
NO A LOS "MAXIMALISMOS"
Desde su punto de vista, una reforma de este calado habría que hacerla "otra forma, teniendo en cuenta al conjunto de la población española y la situación de cada momento" porque si no se corre el "riesgo" de "romper un proceso que hasta ahora ha sido consensuado".
Preguntado hasta dónde estaría dispuesto a llegar el PP en ese diálogo que ofrece a los socialistas, Hernando no concreta --"Cuando planteen cuáles son sus tesis, hablaremos"--, pero sí deja claro que una modificación constitucional no se puede basar en una "negociación desde posturas maximalistas" y pensando que lo que tienen que hacer los demás es "acercarse a ella". "Hay muchas visiones de conjunto y otras tesis que tambén hay que tener en cuenta", apunta.
Según Hernando, en este momento "lo que aconseja todo el mundo y la situación política española y europea es profundizar en una unión entre Estados europeos y no en una destrucción de los mismos. "Cualquier reforma de la Constitución tiene que estar en esta línea; ese es el camino que hay que emprender", concluye.