Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP ve en la "deriva independentista" de Trias una oportunidad electoral para superar a CiU en Barcelona

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha asegurado que la "deriva independentista" del alcalde, Xavier Trias, puede beneficiar electoralmente al PP en las elecciones municipales de 2015, ya que puede atraer a votantes moderados de la federación desencantados por su apuesta soberanista.
En declaraciones a Europa Press, ha sostenido que el posicionamiento del alcalde sobre el proceso soberanista abre "una oportunidad histórica para luchar por el 'sorpasso" del PP en la capital catalana, y ha recordado que actualmente tienen nueve concejales, por los 11 del PSC y los 14 de CiU, que gobierna en minoría.
Ha criticado que el alcalde haya querido ser "la marca blanca de ERC y el candidato de los republicanos en la sombra", y ha asegurado que esa actitud puede conllevar que muchos de los que votaron a Trias esperando que rompiera con años de gobiernos tripartitos en la ciudad pueden inclinarse ahora por votar al PP.
"Trias ha suplantado el nulo protagonismo de ERC, con dos concejales irrelevantes, promoviendo él mismo la independencia desde el Ayuntamiento de Barcelona", ha continuado, y ha situado entre estas actuaciones el hecho de que mostrase públicamente su predisposición a ceder el censo de la ciudad para la celebración de la consulta.
Fernández ha esgrimido también que la independencia es "antagónica al modelo cosmopolita de Barcelona", y ha reclamado al alcalde que ejerza como tal e impulse el cambio que prometió en lugar de, ha dicho, agitar la 'estelada' y promover actos de conmemoración del tricentenario de 1714 de cariz independentista.
El líder del PP en el Ayuntamiento considera que una parte del voto que CiU obtuvo en las municipales de 2011 provenía de barceloneses que no le apoyaron tanto por las siglas sino por la esperanza de desarrollar un modelo nuevo de ciudad, un tipo de electores que "se han visto decepcionados" por la gestión de estos años.
Argumenta que el "abrazo de Trias al independentismo viene movido por su incapacidad de definir un modelo nítido de Barcelona alternativo a los tripartitos", y apunta que lo que debería hacer es trabajar para salir de la crisis y no de España.
Frente al actual alcalde, Fernández ha erigido a su partido como una oportunidad de cambio, y ha avanzado que en lo que queda de mandato seguirán con la misma actitud de alcanzar acuerdos con el gobierno cuando sean positivos para la ciudad y ofrecer una oposición muy firme en seguridad ciudadana, inmigración y defensa de la ciudad ante la Generalitat.
ASISTENCIA A LA DIADA
Sobre si Trias debe asistir a los actos organizados por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural para la Diada del 11 de septiembre, ha subrayado que "no debe olvidar que él es el alcalde de la ciudad" ni confundir sus responsabilidades como tal con las que tiene en su partido.
Según Fernández, si asiste "estará desmarcándose de la inmensa mayoría de barceloneses que no son independentistas tal y como reflejan las propias encuestas municipales" y dando la espalda incluso a algunos de los que le votaron, ya que se presentó a las elecciones de 2011 pidiendo el voto por el cambio y no por la independencia.