Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP pasa a la ofensiva de las descalificaciones

Parece que en la política todo vale, incluso los insultos y las descalificaciones. Las últimas las han protagonizado importantes miembros populares como el vicesecretario de comunicación del partido, Esteban González Pons.
Tal y como mantuvo en una entrevista a la Cope, el Gobierno "no sabe a dónde va" con su gestión económica, es "incapaz" e "irresponsable" porque "es un pollo sin cabeza".
En este contexto, el popular pidió al jefe del Ejecutivo y a los demás integrantes de su Gobierno, así como al PSOE, que "no dé lecciones a nadie sobre políticas sociales", ya que ha sido ahora cuando ha tenido lugar "el recorte más grande en derechos sociales de la historia de este país".
"No consiento que me dé lecciones quien ha reducido la pensión de mi padre", puntualizó el dirigente del PP, para quien "a este paso" el jefe del Gobierno "será el primer presidente que instaure el despido libre".
Por su parte, el diputado del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados Vicente Ferrer ha acusado al presidente del Gobierno de haberse comportado como un "estúpido nuevo rico", que, con las medidas para reducir el déficit público, "va a convertir a todos en pobres" al tiempo que lo ha comparado con un "timonel borracho".
Además, el 'popular' ha señalado que el Ejecutivo central "no es un Gobierno, es una banda de inútiles y francotiradores, y el 'pero' es su jefe, Zapatero". Por ello, a su juicio, "esta situación no puede prolongarse dos años más, porque el PSOE es un lastre para salir de la crisis".  EPF