Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP revocó los poderes del extesorero en 2009, como dijo Cospedal, y volvió a hacerlo en 2010

Los 'populares' han enviado dos escritos al juez Ruz sobre la retirada de las facultades que tenía el extesorero
El Partido Popular (PP) ha comunicado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que revocó los poderes del extesorero Luis Bárcenas en octubre de 2009, como aseguró la secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal, y que volvió a hacerlo en abril de 2010, como señaló el propio Bárcenas, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.
La organización presidida por Mariano Rajoy ha enviado al juez dos escritos en los que se detallan la revocación de poderes del extesorero, gracias a los cuales disponía de un total de 13 facultades, entre ellas las de poder abrir cuentas bancarias, realizar operaciones financieras, firmar contratos o pedir créditos.
La primera está fechada el 5 de octubre de 2009, tal y como defendió Cospedal en su declaración judicial del pasado 14 de agosto de 2013. En ella se revocan los poderes que tenía Bárcenas desde el 1 de octubre de 2008, tras su nombramiento como tesorero en el Congreso que el PP celebró en Valencia en junio de ese año.
El segundo escrito que los 'populares' han remitido al juez Ruz, que investiga la supuesta contabilidad B de la formación en una pieza separada del 'caso Gürtel', revela que el 22 de abril de 2010 se volvieron a revocar "cualesquiera otros poderes conferidos a Luis Bárcenas".
Esta comunicación se debió, según fuentes jurídicas, a que Bárcenas contaba con otro poder que el anterior tesorero del partido, Álvaro Lapuerta, le concedió el 3 de junio de 2008, unos días antes del Congreso de Valencia, y que le habilitaba para "sustituirle en sus funciones".
En su ultima declaración Bárcenas afirmó que sus poderes como tesorero no fueron revocados hasta marzo de 2010, en contra de lo sostenido por la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, quien defendía que éste dejó sus atribuciones en octubre de 2009.
SIN CONSECUENCIAS PROCESALES
Sin embargo, las fuentes consultadas por Europa Press sostienen que la existencia de estos dos documentos sobre la revocación de los poderes del extesorero no tendrán, en principio, ninguna consecuencia procesal para la causa.
Ruz dio el pasado día 15 de abril cinco días de plazo al PP para que aportara la totalidad de las escrituras que otorgó desde 2007 a favor del extesorero con objeto de acreditar la eventual "responsabilidad tributaria que pudiera alcanzar" la formación política.
Durante el interrogatorio de cinco horas de duración practicado por el juez el pasado día 10, Bárcenas aseguró que había tenido "siempre" esos poderes y precisó que hasta que le nombra en junio de 2008 tesorero del partido, eran "poderes específicos para contratación y para temas relacionados con la gestión de recursos humanos".
"ES UNA BARBARIDAD"
En relación con la retirada de poderes en octubre de 2009 Bárcenas señaló: "Yo esa afirmación la he oído, y es posible evidentemente, pero revocar el poder si no se le comunica a la persona que tiene el poder... hombre, es una barbaridad".
"Si ese poder estaba revocado, yo he seguido firmando en el mes de octubre, en el mes de noviembre, en el mes de diciembre, en teoría sin tener poder. El poder no basta con revocarlo, sino que hay que entregarlo a los bancos para que sepan que el poder está revocado. Si esta señora revocó mis poderes en octubre de 2009, y no se lo comunica al revocado, y no lo comunica a las entidades bancarias... no sé qué figura es esa, pero yo habría estado actuando sin apoderamiento", agregó.
Durante la declaración, Ruz le preguntó que tenía constancia de que siguió ejerciendo esas funciones después de octubre de 2009 y hasta marzo de 2010. Bárcenas respondió afirmativamente y precisó que incluso llegó a autorizar en repetidas ocasiones la renovación quincenal de una inversión de seis millones de euros del partido en obligaciones del Estado.
"Yo daba la orden al banco, firmaba en el Banco Popular, que era donde estaban esos, las órdenes de inversión, y cada 15 días me volvían a enviar el original, se reembolsaba en la cuenta, y volvía a firmar una orden para que se volviesen a reinvertir los fondos. Y eso, lo estuve haciendo hasta el mes de marzo de 2010".
Indicó, además, que en los meses posteriores a octubre de 2009 "había que firmar los talones para que siguiese funcionando el partido". "Había que seguir pagando a los proveedores, había que seguir firmando las transferencias al banco con las nóminas, en fin, lo que es la gestión diaria de una empresa, ¿no?", agregó.