Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP presentara mañana una querella contra Garzón por prevaricación

El Partido Popular presentará mañana ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo una querella criminal por prevaricación contra el Juez Baltasar Garzón.
La querella, según informa el PP en una nota, se presentará "al no haberse producido la inhibición solicitada por el Fiscal el pasado miércoles y haber incurrido con esta actitud en una reiterada conducta manifiestamente injusta a sabiendas".
El partido Popular señala que Garzón ha superado "con creces" el plazo de tres días que establecer la Ley de Enjuiciamiento Criminal para remitir al Tribunal Superior de Justicia de Madrid las actuaciones.
En el escrito que el PP presentará mañana, de 16 folios, se señala que el juez habría incurrido en un delito de prevaricación al haber realizado actuaciones judiciales a sabiendas de que carecía de competencia.
En opinión del PP, la conducta de Garzón habría sido "manifiestamente injusta", al superar el plazo de tres días para que remitiera al Tribunal Superior de Justicia de Madrid las actuaciones cuando tenía "plena consciencia" de que carecía de competencia para instruir el caso.
Agrega que el hecho de que el juez de la Audiencia participara en una cena y una cacería con el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, el mismo día que se filtró a los medios de comunicación la existencia de un proceso contra el PP refuerzan la idea del "comportamiento doloso del querellado".
En la querella se dice también que el juez Garzón no ha permitido al Partido Popular personarse como acusador particular y tampoco ha resuelto sobre esa misma petición formulada por la Comunidad Autónoma de Madrid, cuando hace más de diez días que se solicitó, y él mismo había dejado apuntada tal posibilidad.
"Con su negativa a resolver -dice el PP- se asegura, por un lado, que no va a ser objeto de recusación y, por otro, que no se va a solicitar la inhibición de la causa por la vía de solicitárselo a su superior prevista en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, dado que para ello se necesita ser parte.