Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP intenta reducir a "un problema de agendas" la polémica con Aznar y espera que participe en la campaña

El vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha insistido en que su partido intentará "hasta el final" resolver "el problema de agendas" en que a su juicio se resume el problema surgido con el expresidente del Gobierno y presidente de honor de su partido, José María Aznar, para que pueda participar en algún acto de la campaña electoral por las europeas de mayo.
En rueda de prensa, Floriano ha sido preguntado por lo ocurrido con Aznar, su explicación pública de que no había tenido noticias del PP sobre la campaña y que a estas alturas "ya no hay tiempo" para que él pueda cambiar sus planes de trabajo y participar en algún mitin.
"Hay un problema de agenda y vamos a intentar resolverlo hasta el final", ha sido la frase que ha repetido hoy Floriano, que ha precisado que se dedicarán a ello tanto la dirección nacional del PP como el candidato europeo, Miguel Arias Cañete, amigo de Aznar y con quien el expresidente confesó que hubiera querido compartir un acto.
Carlos Floriano llamó el lunes por la tarde al secretario general de FAES, Javier Zarzalejos, tras la queja de Aznar, pero hoy no ha querido aclarar si la respuesta que recibió es un no definitivo o queda abierta una puerta; se ha limitado a insistir en que se buscará una "solución" hasta "el final".