Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP propondrá reducir de 75 a 60 el número de diputados del Parlamento vasco

Con esta reducción del 20 por ciento, la Cámara vasca volvería a tener la misma composición de su primera legislatura
El PP vasco quiere reducir un 20 por ciento el número de parlamentarios vascos para que la Cámara autonómica pase de tener 75 a 60 parlamentarios, una medida de "adelgazamiento" de la Administración y de respuesta a las "medidas ejemplares" que piden los ciudadanos a la política.
El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzabal, ha avanzado este viernes en rueda de prensa celebrada en Vitoria, esta medida que se incluirá en el programa electoral del PP vasco para las próximas elecciones autonómicas aunque no descarta presentar tras el verano una propuesta parlamentaria.
Según ha explicado, el programa electoral del PP está abierto a la sociedad y en concreto a las aportaciones de profesionales y ciudadanos que quieran aportar su visión de la realidad política, económica y social vasca.
El PP vasco apuesta por "recuperar" la confianza de la ciudadanía en la política con la implantación de "mecanismos de control en la acción pública" y con el "adelgazamiento" de la Administración. "Cuando se pide a los ciudadanos esfuerzo, quienes primero deben dar ejemplo son las administraciones públicas", ha defendido.
En este sentido, ha avanzado que propone la reducción de un 20 por ciento el número de parlamentarios vascos para que el Parlamento vasco pase de tener 75 a 60 parlamentarios. "Esta reducción se corresponde con el momento político que atraviesa nuestro país y con el ejemplo que tenemos que dar a los ciudadanos que piden medidas ejemplares también en la política", ha señalado.
Para Oyarzabal, esta medida de "austeridad", "no sólo va a permitir ahorrar recursos para poder destinarlos a otras necesidades más importantes de bienestar social, sino que se trata de marcar con un gesto importante las políticas que el PP va a defender en todas las administraciones públicas".
Asimismo, ha recordado que en las primeras elecciones autonómicas del año 1980 se eligieron 60 parlamentarios, número que posteriormente se amplió a los 75 actuales. "Pensamos que ha llegado el momento de volver a plantear de forma seria, buscando el acuerdo con los demás la reducción del 20 por ciento", ha señalado.
El secretario general del PP vasco ha informado de que esta propuesta se incluirá en el programa electoral 'popular' para las próximas elecciones vascas, aunque ha apuntado a que, si no se disuelve la Cámara en otoño, su grupo parlamentario podría presentarla tras el verano y como propuesta parlamentaria, en el próximo periodo de sesiones.
Ante la posibilidad de que esta reducción se amplíe a las Cámaras forales, Oyarzabal no ha descartado este planteamiento aunque ha enmarcado la propuesta a las elecciones vascas. "Seguro que deberemos abordar la composición de otras cámaras pero no suprimir lo que forma parte de nuestra identidad; defendemos la foralidad y todo lo que conlleva", ha insistido.
"DEFENDER Y ASENTAR LA CONVIVENCIA"
En clave política, el PP centrará su programa en "defender y asentar la convivencia en Euskadi sobre principios democráticos". "Defendemos una Euskadi en la que quepamos todos y en la que hacer frente a las imposiciones del nacionalismo, al frente independentista que quiere hacernos volver a la división y al enfrentamiento en Euskadi", ha indicado.
En materia económica, Oyarzabal ha resaltado que el programa 'popular' se centrará en la aplicación de "políticas responsables y valientes para hacer las reformas que Euskadi necesita para fomentar el crecimiento y el empleo".
"Apostaremos por políticas que aporten valor para que nuestra economía pueda no solo salir de la crisis cuanto antes sino asegurar también los próximos años y no hipotecar las próximas elecciones", ha indicado.