Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP catalán ve repugnante cualquier caso de corrupción: "Los chorizos, a la cárcel"

La CUP se pregunta cuantos imputados debe tener el PP para ser declarado "organización mafiosa"
El portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, ha tachado de absolutamente repugnante cualquier caso de corrupción porque supone, a su juicio, la peor amenaza que tiene el sistema democrático, y ha lamentado haber compartido espacio con personas que tienen este concepto de la política tan apartado de la ética y la moral: "Los chorizos, a la cárcel".
Lo ha dicho en rueda de prensa desde la Cámara catalana, después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya pedido este martes desde el Senado disculpas por los escándalos de corrupción y haya prometido "limpieza" en la vida pública.
Por el contrario, el diputado de la CUP Quim Arrufat ha cargado contra los populares y se ha preguntado a partir de cuantos imputados el PP --y otros partidos afectados por investigaciones judiciales-- debería dejar de ser considerado "partido político para pasar a ser considerado como organización mafiosa".
Arrufat ha criticado que los partidos salpicados por los casos de corrupción intentan transmitir que los casos son personales y no del conjunto del partido, cuando, a juicio de la CUP, se trata de una corrupción institucionalizada que ha planificado de forma deliberada "el saqueo de las arcas públicas".
CONVOCAR ELECCIONES
El diputado de ERC Pere Aragonès ha dado la bienvenida a las disculpas de Rajoy, pero ha considerado que son absolutamente insuficientes teniendo en cuenta de que el PP está rodeado de casos de corrupción: "En una democracia que se quisiera un poco ya habría dimitido y convocado elecciones".
También se ha referido a esta cuestión el líder de CiU en el Parlament, Jordi Turull, que ha defendido la presunción de inocencia y ha reclamado celeridad a la justicia, ya que estos casos distancian la confianza de los ciudadanos y eso es algo que la política no se puede permitir.
La diputada de C's en el Parlament Inés Arrimadas ha proclamado que se ha acabado en España el tiempo de la impunidad y la corrupción institucionalizada, y ha reprochado al PP y al PSOE que, en lugar de hacer pactos contra la corrupción, hacen pactos para "tapar" los casos que les afectan.