Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSC de Barcelona inicia su proceso de primarias con la recogida de avales

Tres de los seis precandidatos discrepan abiertamente de Navarro
El PSC de Barcelona iniciará este lunes el proceso de elecciones primarias para elegir a su candidato a la Alcaldía en las municipales de 2015, y lo hará abriendo el período para recoger avales, hasta el 1 de marzo.
Durante este tiempo, aquellos que aspiren a convertirse en candidatos a las primarias de forma oficial deberán recoger dos tipos de avales: de miembros del PSC y de barceloneses sin afiliación política.
Por un lado, los aspirantes deberán reunir el aval de 18 a 25 miembros del Consell de Federació del partido o de 150 a 200 de militantes; por el otro, de entre 1.000 y 1.500 residentes en Barcelona mayores de 16 años y que no sean miembros del PSC.
Con estos dos tipos avales, el partido busca que los candidatos que logren superar el corte tengan apoyos tanto dentro del partido como en el exterior, ganando un nivel de conocimiento entre los barceloneses.
El 1 de marzo acabará la recogida y el 8 serán proclamado los candidatos que hayan cumplido los requisitos; el 10 empezará la campaña electoral, la votación será el 29 de marzo y, si es necesario, se celebrará una segunda vuelta el 5 abril.
La principal novedad de las primarias es que son abiertas a la ciudadanía, con lo que podrán votar todos los habitantes de la capital catalana mayores de 16 años, ya sean de nacionalidad española, comunitarios o de otras nacionalidades con permiso de residencia.
Al acto de apertura de las primarias este lunes en la sede del PSC de Barcelona acudirán a presentar su precandidatura el líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, la concejal Carmen Andrés, el médico y militante socialista Manuel Fernández, la exdiputada Laia Bonet, el portavoz del partido, Jaume Collboni, y la diputada Rocío Martínez-Sampere.
El proceso llega en plena polémica en el PSC a nivel catalán por los tres diputados díscolos que este jueves se desmarcaron del partido en la votación del Parlament para pedir al Estado que transfiera a la Generalitat la competencia para celebrar la consulta.
DIMISIONES
De los seis posibles candidatos, Martí, Bonet y Martínez-Sampere --que aún es duda-- discrepan abiertamente de la dirección de Pere Navarro, hasta el punto de que han dimitido recientemente de sus puestos en la Ejecutiva.
Martí, Bonet y Martínez-Sampere deberían haber dejado este lunes sus puestos en la Ejecutiva de forma temporal para ser precandidatos y lo hubieran recuperado al finalizar el proceso, pero ahora no lo recuperarán porque su dimisión es definitiva.
Bonet también ha firmado un manifiesto de apoyo a los tres diputados díscolos que ha sido impulsado por exdirigentes del partido como los exconsellers de la Generalitat Montserrat Tura, Joaquim Nadal y Antoni Castells.