Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSC ve "grave" que los dirigentes independentistas no expliquen que Cataluña saldría de la UE

Ve la reunión de Margallo con la embajadora lituana como "parte" de las Relaciones Internacionales
El portavoz del PSC, Jaume Collboni, ha considerado "grave" este lunes que los dirigentes que apuestan por la independencia de Cataluña no expliquen que el nuevo Estado quedaría fuera de la UE y se vería obligado a solicitar su ingreso.
En rueda de prensa, ha reaccionado así a las declaraciones del vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, que ha recalcado que una parte segregada "no es miembro de la UE", como ha reiterado después la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde.
Collboni ha manifestado que así lo establecen los tratados, ha celebrado que se diga claramente y ha emplazado a los independentistas a proponer un plan ante una hipotética salida de la UE: "Deberán explicarnos qué estrategia se va a seguir para solicitar el ingreso y qué consecuencias tendrá para la vida de la ciudadanía".
Preguntado por los posicionamientos de Liutania y Letonia en relación a la independencia de Cataluña y de la reunión del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, con la embajadora lituana, ha asegurado que las distintas partes tienen el mismo derecho a posicionarse y que la reunión "forma parte de la dinámica de las relaciones internacionales".
García-Margallo había convocado este lunes a la embajadora de Lituania, Audra Plepyte Jara, para protestar por las palabras del primer ministro, Algidas Butkevicius, en las que daba a entender un supuesto apoyo a la independencia de Cataluña, y el Gobierno lituano ha reaccionado asegurando que se habían malinterpretado las palabras de Butkevicius, y ha apostado por que se respete la Constitución española.