Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSE-EE exige al Gobierno vasco que "deje de vender humo con leyes que sabe que no se van a aprobar"

Recuerda que "la inacción" de Urkullu ha sido "suplida" por la oposición socialista y que su minoría le obliga a buscar acuerdos
El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, exige al Gobierno "rigor" a la hora de proponer nuevas leyes y que "deje de vender humo con propuestas que sabe que no se van a aprobar por la desidia e inacción de un Ejecutivo carente de ideas y que pasará a la historia como el menos productivo de la historia de Euskadi".
En un comunicado, Pastor muestra su sorpresa porque el lehendakari, Iñigo Urkullu, traslade a la Cámara la responsabilidad de aprobar leyes "que ni siquiera ha traído aún para su análisis" y pida a los grupos "más ritmo y menos deliberación".
"A los grupos nos asiste el derecho a valorar cada propuesta, estudiarla, pedir opiniones de expertos si lo consideramos y enmendar lo que creamos oportuno. A un Gobierno en clara minoría, con el apoyo de un tercio de los parlamentarios, le corresponde trabajarse los acuerdos para llevar esas propuestas adelante", añade.
En este sentido, apunta que, "si ha dejado claro este Ejecutivo es que le cuesta reconocer cuando se equivoca, a pesar de que haya protagonizado hechos inéditos, como tener que retirar un proyecto de presupuestos o una Ley de administración pública de nula voluntad de transparencia".
En este sentido, remite a los datos oficiales del propio Parlamento "que demuestran que ésta ha sido la legislatura con más iniciativas registradas".
"En concreto, los socialistas somos absolutos protagonistas de trabajo y capacidad para trabar consensos para sacar adelante sus propuestas, más de la mitad de toda la actividad lleva firma socialista, se han aprobado más leyes propuestas por los socialistas que por el Gobierno, y hemos participado activamente en los trabajos para el resto, e incluso algunas de las propuestas por el Gobierno venían trabajadas ya por el Ejecutivo de Patxi López", destaca.
OPOSICIÓN
José Antonio Pastor señala que esto es lo que hacen los socialistas en la oposición, "frente a un PNV que, en su día, bloqueó todas y cada una de las leyes que llegaban del Gobierno socialista, elevándolas a la Comisión Arbitral, sin que, por cierto, se reconocieran nunca las objeciones puestas por los nacionalistas, y dilatando plazos hasta el infinito".
En esta línea, apunta que los precedentes "los sentó el PNV en la oposición y ahora no se puede quejar", pero "no será por los socialistas por lo que Urkullu deje tan triste herencia legislativa".
Pastor destaca la disposición socialista "para seguir trabajando, como en toda la legislatura, con igual intensidad, sin que el horizonte electoral sirva de excusa". "También esperamos eso desde el Gobierno, que no pretenda presentar leyes con único afán propagandístico", manifiesta.
A su juicio, "arrojar ahora al Parlamento las leyes no trabajadas en los tres años anteriores sin gestar acuerdos y sin fijar horizontes puede ser efectista, pero no resuelve problemas". "Que se deje de catálogos de buenas intenciones porque lo que corresponde a un Gobierno, cuando va a abordar su último año de actuación, es cerrar asuntos y no abrir nuevos con el fin de llenar páginas de periódicos, sobre todo cuando, como desde el principio, sigue en minoría", concluye.