Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSE reprocha al PP de Álava que se "niegue" a señalar a defraudadores fiscales mientras "estigmatiza" a inmigrantes

Subraya el carácter "racista" de Maroto y destaca que la evasión fiscal alcanza niveles "mucho más preocupantes" que el fraude social
La portavoz del PSE-EE en las Juntas Generales de Álava, Cristina González, ha denunciado que, pese a que el fraude fiscal alcanza niveles "mucho más preocupantes" que el que pueda existir en las ayudas sociales, el PP alavés se ha "negado" a publicar la lista de personas o empresas que practican la evasión tributaria. González ha recordado, además, que el PP se ha negado a "señalar" a colectivos concretos de defraudadores fiscales, mientras "estigmatiza" a inmigrantes por supuestas irregularidades en las prestaciones.
González, en una entrevista concedida a Europa Press, ha recordado que el estudio 'Bases para una reforma fiscal en la Comunidad del País Vasco', elaborado por un equipo de expertos de la UPV/EHU, cifra el fraude fiscal registrado en Euskadi en 2.500 millones de euros anuales, un problema que el citado informe atribuye a "tolerancia extrema" y a la falta de "voluntad" de las diputaciones para combatir este problema.
La portavoz socialista en las Juntas Generales de Álava ha censurado las "incongruencias" del PP, que gobierna en la Diputación, a la hora de perseguir las irregularidades. En este sentido, tras subrayar que es necesario combatir "todo tipo de fraude", ha destacado que la evasión tributaria alcanza niveles "mucho más preocupantes" que las irregularidades que puedan existir en la percepción de ayudas sociales, dado que mientras que la primera puede rondar los citados 2.500 millones anuales, las segundas han sido tasadas por el Gobierno vasco en 53 millones en dos años.
González ha subrayado que el fraude fiscal "supone muchísimo más dinero" que el fraude en la percepción de ayudas sociales. Por ese motivo, ha lamentado que el PP de Álava se haya "negado" a impulsar medidas para reforzar la lucha contra el fraude tributario. Como ejemplo, ha citado la "negativa" de los 'populares' a publicar una lista de "defraudadores fiscales", un asunto que se debatió en las Juntas Generales alavesas.
La portavoz socialista también ha recordado que el Gobierno foral del PP de Álava se "desvinculó" del plan conjunto contra el fraude fiscal logrado por Gobierno vasco y diputaciones, dado que en el mismo se incluía el compromiso de reforzar las auditorías sobre algunos colectivos profesionales concretos. Desde la Diputación de Álava se argumentó que rechazaban "señalar" a grupos concretos por este tipo de conductas.
"INCONGRUENCIA"
González ha contrapuesto esta actitud con la protagonizada por el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, el diputado general de Álava, Javier de Andrés, y otros dirigentes del PP vasco, a quienes ha reprochado que se estén dedicando a "estigmatizar" a los inmigrantes con sus afirmaciones sobre el supuesto abuso que una "mayoría" de los magrebíes afincados en Euskadi harían de las ayudas sociales.
"Es una incongruencia más del PP, estigmatiza a unos colectivos sí y a otros no. El fraude fiscal se debe perseguir y detectar, para que sepamos quiénes son las personas que están robando al resto", ha manifestado.
Por otra parte, considera que con sus reiteradas "acusaciones" a las personas de origen extranjero, Maroto tan solo pretende "encubrir los fracasos de su gestión" y los "recortes" practicados tanto por su gabinete, como por el Gobierno central.
"OCULTAR FRACASOS"
En este sentido, cree que el alcalde de Vitoria espera "ocultar" así medidas como el "despilfarro" en las obras de la Avenida de Gasteiz y del "jardín vertical" incluido en las mismas, así como su "falta de capacidad para poner en marcha la recogida neumática de basuras en Salburua, la paralización de la recuperación del Casco Medieval" o la falta de resultados de su política de empleo.
"Todo eso se ha quedado en agua de borrajas y, ahora, pretende crear polémicas ficticias estigmatizando a una serie de personas y manipulando datos", ha afirmado. A continuación, ha denunciado que "su carácter racista es algo bastante lógico en la derecha, sobre todo en la derecha más extremista".
A su juicio, Maroto está actuando de forma "irresponsable", por lo que le ha exigido que "asuma la responsabilidad de sus palabras" si sus mensajes producen "otro tipo de consecuencias, de división y falta de cohesión en la población".