Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSM pide información sobre el contrato para cambiar el Plan Estratégico de Metro y teme que se inicie una privatización

El PSM ha solicitado en la Asamblea de Madrid que el Gobierno regional aporta la información pertinente sobre el la licitación del contrato para modificar el Plan Estratégico de Metro de Madrid, al entender que, con ese proceso, se da el "primer paso" para la privatización del suburbano.
Así lo ha detallado el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea, José Quintana, para expresar su temor de que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, quiera privatizar "la joya de la corona" del transporte público madrileño.
"Es un hecho muy grave que afecta a miles de trabajadores y a millones de usuarios", ha agregado Quintana para explicar que su grupo parlamentario ya ha reclamado que se presente dicho contrato en la Asamblea para su examen, dado que éste no es público ni accesible en estos momentos. De hecho, remarcan que se pide como requisito para ese contrato el tener experiencia en procesos de privatización.
El parlamentario socialista remarca que, tal y como se puede leer en la página web de Metro Madrid, el actual Plan Estratégico de Metro de Madrid 2011-2014, que ahora se quiere cambiar, define como Valor Estratégico Corporativo de Metro de Madrid la excelencia en la gestión, servicio público y dinamismo e innovación.
Por lo tanto, Quintana ha agregado que el Gobierno de Esperanza Aguirre debe explicar "si son estos valores Corporativos los que quiere cambiar cuando exige a las empresas experiencia en procesos de privatización".
"Metro de Madrid ha sido la joya de la corona del Transporte Público madrileño hasta que en diciembre pasado el Ayuntamiento de Madrid (máximo accionista hasta ese momento) vendió su participación a la Comunidad de Madrid. De esa venta se perdieron 150 millones de euros que aportaba la corporación madrileña que se quisieron sustituir con una subida brutal de más del 11 por ciento en mayo de este año", ha espetado el portavoz adjunto del PSM.
También considera llamativo que, a partir de ese cambio en el accionariado de Metro de Madrid, los responsables madrileños dejan de ver Metro como una oportunidad para hablar de él como un problema, como revela a su juicio el "soniquete" que ha adoptado al respecto el consejero de Transportes, Pablo Cavero, respecto al déficit del suburbano.