Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSM dice que las europeas no son "elecciones de segundo rango" y que está en juego "una vida mejor para la ciudadanía"

La secretaria de Organización del Partido Socialista de Madrid (PSM), Maru Menéndez, ha intervenido en el acto de presentación de la figura del voluntario europeo, donde ha animado a participar en las elecciones al Parlamento Europeo, porque "no son unas elecciones de segundo rango" sino que en ellas está en juego "una vida mejor para la ciudadanía".
El acto, que se ha celebrado en el salón de actos de la sede del PSM, en la Plaza de Callao, completamente abarrotado, ha contado también con la intervención de la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, que es la presidenta del Comité Electoral del partido para las elecciones europeas, que se celebrarán el 25 de mayo.
También ha participado el secretario de Política Internacional del PSM, Borja Cabezón, que se ha incorporado al Comité Electoral encargado del diseño de la campaña nacional para las elecciones europeas, según ha anunciado Valenciano.
Menéndez ha abogado por "una Europa capaz de mejorar la vida de la gente" y que "recupere los valores de su fundación", del modelo social europeo, un modelo que "ahora quieren poner en crisis y que están tratando de romper en todos los ámbitos", por lo que ha apostado por "darle la vuelta" a la Unión Europea.
"Los socialistas españoles y europeos tenemos una gran oportunidad para dibujar el modelo que soñamos en la Europa que queremos", ha afirmado Menéndez. "Ya no nos vale hablar de más Europa, lo que queremos es otra Europa", ha apostillado apelando a los "orígenes", al "modelo social europeo" frente al "ataque" al Estado Social y Democrático, a los derechos sociales y laborales.
Menéndez ha defendido también el "sueño de una Europa de las libertades" en contraposición al "recorte a las libertades" que a su juicio supone el proyecto de ley de seguridad ciudadana del Gobierno, que implica "una criminalización del conflicto social". En este sentido, ha avisado de que ahora "vienen a por la libertad de las mujeres".
"Tenemos por delante la posibilidad de transformar y ser parte activa de esa construcción y que las noticias que vienen de la Unión Europea, donde se deciden e empiecen a ser mejores noticias", ha dicho al tiempo que se ha manifestado convencida de la posibilidad de lograr "una gran movilización ciudadana para construir un Parlamento Europeo con una mayoría de progreso".
La número dos del PSM ha recordado que en esa cámara se decide el 70 por ciento de las decisiones que afectan a la vida cotidiana de los ciudadanos y a lo que les afecta "en esencia". "Por eso no podemos desentendernos", ha agregado, al tiempo que ha manifestado el compromiso de los socialistas madrileños y su "confianza plena" en lograr "unos resultados que abrirán un nuevo ciclo en la UE", así como en España y "desde luego" en la Comunidad de Madrid.
DEFENSA DE UN SALARIO MÍNIMO
Para concluir, ha apostado por una "Unión social" donde los socialistas van a llevar adelante "la defensa de un salario mínimo interprofesional en la UE, un sistema de pensiones público en la UE, una renta mínima garantizada por familias, para que no haya exclusión social ni pobreza en la UE", y ha anunciado el "pistoletazo de salida" de la campaña electoral para las elecciones europeas.
Por su parte, Borja Cabezón ha dicho que "la clave es que la Unión Europea recupere las llaves de la casa, de la política". En este sentido, ha explicado que la UE ha cedido el espacio a los mercados. "No lo hemos perdido, lo hemos cedido. Mal hecho, hay que recuperarlo", ha manifestado.
Según Cabezón, al mercado hay que darle "un espacio en el salón de la casa", darle "libertad entre cuatro paredes", pero prohibirle la entrada "en el cuarto de los hijos: sanidad y educación" y en el de los padres: pensiones. Por ello, hay que "organizar la conquista de esta casa que es la casa de la política, de la ciudadanía". En definitiva, se trata de poner a la economía "al servicio de las grandes mayorías".
En concreto, Cabezón ha defendido cuatro medidas que "van todas a los que más tienen", porque "para redistribuir hay que tener algo que distribuir". Así, ha apostado por un impuesto a las transacciones financieras, la lucha frontal contra el fraude fiscal, revisar el estatuto del Banco Central Europeo (BCE) para que "actúe como un banco real e invierta dinero para generar economía" y, por último, por la creación de una agencia de calificación pública europea.
Un "ejército" de más de 300 voluntarios europeos ayudarán a difundir estas claves del programa electoral socialista en la Comunidad de Madrid.