Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSN condena la agresión a Yolanda Barcina y lamenta la actuación "timorata" de Bildu

El portavoz del PSN en el Parlamento de Navarra, Juan José Lizarbe, ha condenado la agresión "pura y dura" a la presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, este jueves en Toulouse y ha lamentado la actuación "claramente timorata" de Bildu al abstenerse en la condena.
Lizarbe ha manifestado que los tres tartazos a Barcina son una "agresión pura y dura", que ha calificado de "intolerable" y "totalmente condenable". "Nunca se tenía que haber producido", ha dicho, para señalar que los representantes institucionales "tienen que tener el debido respeto".
A su juicio, esta agresión "trataba de deteriorar la imagen y el buen prestigio de Navarra y de sus instituciones", por lo que, ha dicho, "es claramente inadmisible". "Son actuaciones que tienen que estar fuera de la vida política. Todas las posturas políticas son legítimas pero siempre que se defiendan exclusivamente con el uso de la palabra", ha dicho.
Lizarbe ha valorado el "consenso" conseguido este jueves en el Parlamento en torno a la condena a esta agresión si bien ha censurado la actitud de Bildu al abstenerse. "La nueva situación política que se crea tras el comunicado de ETA hace que todavía haya que redoblar más las actuaciones cotidianas de los políticos en la defensa del uso de la palabra", ha expuesto.
El portavoz socialista a dicho a Bildu que "no se entera de que esta es una nueva situación" y "todos tienen que hacer esfuerzos por que se asiente el nuevo marco y la nueva situación de convivencia". "No hay acciones terroristas, por fin, y todos tenemos que dejar actuaciones del pasado", ha agregado.
"En esas actuaciones del pasado lo que no vale es la coacción, la amenaza, que no haya atentados ni 'kale borroka'", ha sentenciado, para agregar que, con los tres tartazos, "se quería humillar pero el buen hacer y prestancia de la presidenta supo mantener la dignidad de las instituciones forales". Según ha expuesto Lizarbe, Bildu perdió este jueves una "oportunidad importante".