Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSN avisa de que no aceptará límites de deuda para Navarra que ponga en peligro los niveles de bienestar

El portavoz parlamentario del PSN, Juan José Lizarbe, ha pedido al Gobierno de Navarra que rechace el límite de endeudamiento propuesto por el Estado a la Comunidad foral en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada este martes, a la vez que ha avisado de que su partido, clave en el sostenimiento de UPN en el Gobierno foral, no aceptará límites de deuda que pongan en peligro niveles del bienestar.
Lizarbe también se ha mostrado contrario al límite de endeudamiento fijado por el Estado al resto de comunidades, al considerar que el Gobierno central "está procediendo a un recorte brutal en materia de bienestar social a través de la capacidad de gasto de las autonomías".
"Si a las autonomías se les pone un límite de endeudamiento claramente abusivo, no van a poder mantener los actuales niveles de bienestar social", ha advertido el parlamentario socialista en declaraciones a Europa Press.
Asimismo, sobre el límite de deuda del 14,77 por ciento del PIB para 2012 y del 15,5 por ciento para 2013 propuesto por el Gobierno central para Navarra, Juan José Lizarbe ha defendido que el Ejecutivo de UPN "tiene que decir no" a esta propuesta.
Según Lizarbe, el PSN está "dispuesto" a aceptar "un límite razonable", pero no apoyará "en ningún caso" que el Gobierno central fije un límite de deuda que "ponga en peligro los niveles de bienestar en la Comunidad foral".
En este sentido, el parlamentario socialista ha subrayado que Navarra "tiene posibilidades financieras de tener un adecuado nivel de endeudamiento", pero ha incidido en que "evidentemente la limitación impuesta por el Estado a Navarra tiene que tener el rechazo del Gobierno foral".