Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A subraya que, con el decreto, Díaz solo quiere que se cumpla "la legalidad y la igualdad de oportunidades"

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha asegurado este viernes que con la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de la retirada de competencias para la adjudicación de vivienda protegida a la Consejería de Fomento la presidenta del Gobierno autonómico, Susana Díaz, "nada más" que quiere que "clarificar que todo el proceso se ajusta a la legalidad y a la igualdad de oportunidades".
Así lo ha dicho a los medios de comunicación a su entrada en un desayuno informativo después de que este jueves no fuera posible un acuerdo entre los dos socios de gobierno en la Junta, PSOE-A e IULV-CA, a propósito de la polémica surgida a raíz del realojo de familias de la Corrala La Utopía en Sevilla.
Según Cornejo, la publicación del decreto significa que "la presidenta de la Junta ha ejercido la retirada de competencias, sobre todo, para clarificar que todo el proceso se ajusta a la legalidad y a la igualdad de oportunidades". "Nada más", ha apostillado tras ser cuestionado por los periodistas sobre si esto podría suponer una ruptura del pacto de Gobierno.
El socialista ha explicado que, pese a que anoche PSOE-A e IULV-CA se emplazaron a continuar este viernes con las reuniones del comité de enlace, "en principio no está previsto" que se retome a lo largo de esta mañana pero que, aún sí, "seguiremos en contacto como todos los días e intentaremos abordar la situación que se ha planteado".
A la pregunta de si el PSOE-A tiene previsto pedir algún tipo de responsabilidad política en la Consejería de Fomento y Vivienda, Cornejo ha dicho que "no" porque "el objetivo" de la presidenta de la Junta es sólo "averiguar qué es lo que ha ocurrido" y velar "porque se cumpla la legalidad".