Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A exige al Gobierno que "cumpla su responsabilidad" y ejecute la demolición de El Algarrobico

El portavoz del grupo parlamentario socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha exigido este viernes al Gobierno central que "cumpla su responsabilidad", es decir, lo establecido en el convenio de actuación suscrito en 2011 entre la administración andaluza y el por entonces Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, mediante el cual, en caso de sentencia judicial que respaldara el derribo del hotel de Azata del Sol ubicado en el paraje del Algarrobico de la costa de Carboneras (Almería) --como así ha sucedido--, el Estado asumiría el costeo del derribo y la Junta el de la restauración del entorno.
De este modo, en declaraciones a los periodistas en Huelva, Jiménez ha expresado su satisfacción por la decisión judicial del Tribunal Supremo, de manera que ahora, a su juicio, "se activa este protocolo" que establece "claramente" las competencias de cada administración.
Así, ha manifestado su "preocupación" por las palabras del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien aseguró que la resolución del Tribunal Supremo por el Algarrobico, que declara que la zona en la que se ubica es un área ambientalmente protegida y no un área urbanizable, afecta a la las administraciones autonómicas y local, ya que las sentencias del Gobierno ya fueron resueltas.
Ante esto, el socialista ha apuntado que el Algarrobico tiene esas connotaciones de ámbito "local y regional", pero ha hecho hincapié en que "existe un protocolo entre el Gobierno central y autonómico que establece las obligaciones de cada uno".
Por ello, ha pedido al Gobierno de la Nación que "acomete las obligaciones que le correspondan" para que, "de manera inmediata", se active el protocolo y "los andaluces podamos tener el horizonte en aquella parcela despejada y sin esa aberración paisajística, recuperando el valor medioambiental que tiene esa parcela y demoliendo un símbolo de lo que no debe ser el desarrollo urbanístico vinculado a nuestros espacios costeros protegidos".
Finalmente, ha mostrado su satisfacción porque "la batalla que lleva dando la Junta ha llegado a su fin y con victoria en nombre de los intereses de los andaluces", pero ha reiterado también su "preocupación" porque Antonio Sanz "traslada un mensaje de que el Gobierno no va a implicarse en sus obligaciones, como es demoler inmediatamente el hotel". "Tiene que financiar esto para que la Junta, a su vez, cumpla con la parte que le corresponde del convenio, que es el desescombro de la parcela y la restauración medioambiental" de la misma.