Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A y PSPV reclaman una financiación autonómica que garantice la igualdad en la prestación de servicios básicos

Los socialistas de Andalucía y los de la Comunidad Valenciana han coincidido este lunes en la necesidad de que haya un nuevo sistema de financiación autonómica que garantice la igualdad de todas las comunidades en la prestación de los servicios básicos y en que se aborde una reforma de la Constitución que dé respuesta a problemas que tienen que ver con la igualdad entre las personas y entre los territorios.
Así lo ha manifestado este lunes en declaraciones a los periodistas el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, que ha mantenido una reunión con la secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, con el objetivo de "buscar alianzas" con las federaciones socialistas de las distintas comunidades para reclamar un nuevo modelo de financiación.
Ha señalado que socialistas andaluces y valencianos coinciden en la necesidad de luchar por buscar puntos de encuentro frente a "los centralistas y los independentistas, a favor de la unidad, desde el progreso en España".
Tras indicar que parece que el problema territorial en España reside únicamente en lo que pase en Cataluña y País Vasco, la realidad es que tanto Andalucía como Comunidad Valenciana tienen "mucho que decir" en este debate, necesario para la modernización de España.
Sobre el nuevo modelo de financiación, Puig, que ha apuntando que Andalucía y Comunidad Valenciana están "infrafinanciadas" con el actual sistema, ha estimado que se tiene que atender un elemento fundamental, que es la igualdad para la prestación de los servicios básicos. Ha señalado que ambas comunidades no tienen garantizada en este momento la suficiencia financiera para la prestación de los servicios básicos esenciales, porque los recursos que llegan del Estado no son suficientes.
En este sentido, Ximo Puig ha insistido en que hay que reformular desde el principio el sistema de financiación, apuntando que si se quiere que se prioricen los servicios fundamentales, hay que contar con recursos suficientes y ha censurado que el Estado sea la administración que menos se ajusta.
Ha recalcado que es el momento de reformar de verdad la Constitución y el sistema de financiación para que la igualdad entre los ciudadanos de los distintos territorios sea una realidad, algo que no ocurre en este momento.