Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A defiende que Sánchez actúa con "responsabilidad" y dice que si hay elecciones, "mucha culpa tendrá Podemos"

La dirección del PSOE-A ha defendido este lunes que el secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, está actuando con "responsabilidad", liderando las conversaciones para tratar de conformar un gobierno progresista en España, y ha considerado que si finalmente se tuvieran que celebrar nuevas elecciones generales, "mucha culpa tendrán los dirigentes de Podemos".
En rueda de prensa, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha defendido que el PSOE está a la altura de lo que España necesita y merece y está demostrando en todo momento "generosidad, prudencia y confianza". "El PSOE va a estar a la altura del partido que es, anteponiendo los intereses de los españoles", ha apuntado.
Ha señalado que desde el PSOE-A, desde la prudencia y la confianza, están apoyando las gestiones que está realizando Pedro Sánchez de cara a la investidura y la conformación de un nuevo gobierno.
Para Juan Cornejo, si se tuvieran que celebrar nuevas elecciones generales, "mucha culpa tendrán los dirigentes de Podemos", por la forma de actuar que están teniendo, ya que parece que no hay voluntad de buscar el acuerdo y el acercamiento para conseguir un gobierno de progreso.
Asimismo, ha señalado que no se entiende que Podemos no vea bien que el PSOE se siente a dialogar con Ciudadanos y que, en cambio, sí vea bien hablar con el PNV, cuando ambas fuerzas "ideológicamente son lo mismo, de derechas", aunque los separe la cuestión territorial.
Juan Cornejo también ha aprovechado para criticar al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que se asoma al fin de su "carrera política", por no querer someterse al debate de investidura, algo "inaudito, indignante y lamentable", que supone un "desprecio" a los ciudadanos e instituciones de este país.
Ha señalado que Rajoy no puede estar "hibernando, esperando una segunda oportunidad" y ha considerado que el PP debería haber presentado otro candidato a la investidura, si lo tiene.