Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A dice que la "imputación fantasma" de Alaya deja a los señalados en situación de "indefensión y escarnio público"

El vicesecretario general del PSOE andaluz, Mario Jiménez, ha advertido este miércoles de que la "imputación fantasma" de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, junto a cinco exconsejeros del Gobierno andaluz, por parte de juez Mercedes Alaya, quien instruye el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), deja a estas personas en una situación de "absoluta indefensión y escarnio público, con un importante daño en su reputación".
En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Jiménez ha querido dejar claro que no es posible que una juez de instrucción pueda imputar a personas aforadas y que no existe tampoco "ninguna razón" para atribuirles una conducta delictiva. En este sentido, ha destacado la "nula trascendencia procesal, aunque sí política" que tiene el auto emitido este martes.
"Un auto emitido en la misma fecha, hora y minuto que el nuevo Gobierno andaluz estaba tomando posesión", ha señalado el dirigente socialista, quien se ha mostrado convencido de que "las casualidades no existen", al no ser la primera vez que "coinciden" hechos de gran trascendencia política e institucional con momentos relevantes en la instrucción del caso de los ERE. "Son ya muchas veces", ha añadido.
"LA JUSTICIA TIENE QUE HACERSE RESPETAR"
Tras asegurar que dichas situaciones no contribuyen a prestigiar la justicia, ni a que los ciudadanos crean en la separación de poderes, el 'número dos' del PSOE-A ha dicho que la justicia tiene todos sus respetos y también los del partido, "pero también la justicia tiene que hacerse respetar, y ayer se dio un paso muy negativo en ese sentido".
Para Jiménez, con este último auto ha quedado "en evidencia" que la juez Alaya "no tiene nada que reprochar" a Chaves y Griñán, ni al resto de personas señaladas. "Y tanto es así, que les invita a que se autoimputen", ha señalado el socialista, quien cree la juez "no ha medido bien esta acción porque se ha ido a por el crédito y la imagen de personas honestas". "Y no solo lo digo yo, sino importantes catedráticos de derechos".
Entre ellos, el vicesecretario general del PSOE-A ha mencionado a Martín Pallín, catedrático emérito del Tribunal Supremo (TS), quien ha calificado el citado auto como "nulo, confuso, surrealista, profundamente injusto y sin efectos judiciales, pero sí de reputación".
Preguntado por si descarta la comparecencia voluntaria de Chaves y Griñán, así como de los cinco exconsejeros nombrados por Alaya, Jiménez ha respondido que ello sería "una ofensa" y que si la juez tiene algún elemento para el reproche personal de estas personas debería exponer un escrito al Tribunal Supremo "para que se haga un juicio de inculpación o no".
No obstante, el dirigente socialista cree que la juez no lo hace porque no tiene elementos para ello y además perdería la instrucción del caso, "algo que por, alguna razón que desconocemos, no está dispuesta a hacer". En su opinión, está muy claro que se trata de "imputaciones políticas" y que no hay razones jurídicas sobre una posible actuación delictiva.
CRITICA LA "MALVERSACIÓN POLÍTICA" REALIZADA POR ZOIDO
Jiménez, que ha negado que el citado auto pueda repercutir de manera negativa el pacto de Gobierno con IULV-CA, ha criticado la actuación del PP andaluz y de su presidente, Juan Ignacio Zoido, después de conocerse el citado auto. "Sorprende más que negativamente que Zoido, que es juez, haga una malversación que en términos políticos que no debería permitirse", ha afirmado el socialista.
A juicio del 'número dos' de los socialistas andaluces, la valoración realizada por los 'populares' demuestra que el único proyecto político de este partido es "atacar" al PSOE con el caso de los ERE y que Juan Ignacio Zoido se ha situado "en los niveles más bajos de la política".