Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE exigirá a Botella que pague posible multa de la UE por incumplir los niveles de contaminación en Madrid

IU propone medidas para incluir en el Plan de Calidad del Aire y UPyD reclama un "pacto" para sacar la calidad del aire del debate político
El Grupo Municipal Socialista exigirá en los tribunales a la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, que pague con cargo a sus propios bienes la posible multa que la Unión Europea podría imponer a la capital por incumplir los niveles de contaminación si finalmente se hubiera pasado el plazo para solicitar la moratoria.
Así lo ha anunciado la portavoz socialista en la materia, Ruth Porta, durante el Pleno municipal celebrado este martes en la Casa de la Villa, al considerar que "no es aceptable que a estas alturas (el Ejecutivo local) esté enredado en la fecha que corresponde para solicitar la prórroga".
"Si al final del camino ustedes han mentido (con la fecha) y Madrid es sancionada por no haber solicitado la prórroga a tiempo les vamos a acusar de negligencia grave, y exigiremos (a Botella) que pague la multa de Madrid contra su patrimonio personal. Iremos a los tribunales si hace falta (y reclamaremos) responsabilidad patrimonial", ha explicado Porta.
Y es que, a su juicio, "sólo faltaba que los madrileños, además de asfixiarse todos los días, tengan que pagar las multas" impuestas por esta situación. "Hasta aquí hemos llegado", ha zanjado, recordando que hace más de diez meses que el Consistorio sabe que no va a cumplir las normas de la Unión Europea sobre este asunto.
A renglón seguido, Porta ha considerado que en los últimos días los niveles de contaminación han sido "muy graves" con respecto a los alcanzados en la capital, con "más de un tercio de las estaciones" superando los niveles máximos permitidos.
"Ante la grave situación que hemos estado viviendo sólo cabe un plan ambicioso, con medidas claras, un presupuesto suficiente, un calendario concreto e indicadores para evaluar año a año su grado de cumplimiento. No podemos permitirnos que se repita el fraude de la Estrategia de Calidad del Aire, que incluía más de cien medidas y que se ha quedado en un cajón durmiendo el sueño de los justos", ha reprochado.
Así, ha criticado que "el único plan" del Ejecutivo municipal sea "el que enunció el vicealcalde, Manuel Cobo, el otro día: que ojalá llueva". "Los madrileños tienen derecho a que el Ayuntamiento garantice su salud, a respirar un aire limpio. Y hasta Mariano Rajoy tiene derecho a hacerse una foto de campaña sin que al fondo se observe una mancha negra, negra, negra, que es el panorama que ustedes nos ofrecen. Vaya panorama. Con plan o sin plan, esto ya es inaguantable", ha zanjado.
PROPUESTAS DE IU
Por su parte, la portavoz de Izquierda Unida en la materia, Raquel López, ha bromeado con respecto al mismo tema de la foto de presentación de las listas del PP realizada la semana pasada. "Cuando vi la foto, que circuló por toda España, me dije, 'Ésta es la mía, ésta es la ocasión para que la delegada apruebe mis propuestas", ha señalado.
Así, ha propuesto incluir en el Plan de Calidad del Aire 2011-2015 que, según Botella, se está redactando, varias medidas tales como "cortar el tráfico en las zonas donde se respire aire nocivo para la salud" o como poner en marcha un servicio de préstamo de bicicletas en los intercambiadores de transporte.
También ha enunciado otras medidas como "retomar la ejecución del Plan Director Ciclista, no para circunvalar la ciudad, sino para integrarse en ella, para ir al colegio, al médico o a la universidad"; ampliar la red de carriles buses para evitar los atascos e "invitar a coger más el transporte público", o crear nuevas líneas de autobús a las zonas industriales y a los polígonos empresariales.
"Se trata de dejar de escribir y ponernos manos a la obra, de hacer algo ya. No estamos haciendo nada, este plan llega un año tarde. Este grupo no pretende crear alarma. IU habla desde 1986 del modelo de ciudad, de que está hecho a medida del coche y de que eso crea más contaminación atmosférica y más ruido. Y seguimos sin hacer nada", ha lamentado López.
Por último, la edil de la coalición de izquierdas ha reconocido que le "resulta increíble que se esté planteando darle más responsabilidades (a Botella) cuando no es capaz de poner orden en su propia casa" y cuando, gracias a ella, los madrileños están "respirando aire sucio en la ciudad".
PACTO DE PARTIDOS
Por su parte, el portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en materia de Medio Ambiente, Jaime Berenguer, ha propuesto a los cuatro partidos con representación en la Corporación un "gran pacto por la calidad del aire en Madrid que saque del debate político" este asunto y que incluya "objetivos claros y alcanzables" consensuados con la sociedad civil.
"Lejos de la confrontación política, este pacto es absolutamente necesario y debe superar la constante confrontación de las distintas administraciones públicas del PP y del PSOE como la ocurrida entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino sobre (el plazo máximo para solicitar a la UE) la moratoria", ha insistido.
Además, ha considerado que los madrileños "merecen una política seria, donde la calidad del aire no sea un arma arrojadiza más para captar votos o para abofetear al partido contrario". "Es absolutamente necesaria e imprescindible la colaboración entre administraciones, porque este problema afecta a todas, porque implica un modelo de ciudad, de movilidad, de desarrollo económico y energético y de visión cultural; y porque es un problema no sólo de Madrid, sino de toda la corona metropolitana y de ciudades de fuera de la Comunidad", ha zanjado.
BIENVENIDA A LAS PROPUESTAS "CONSTRUCTIVAS"
Por su parte, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Ana Botella, ha dado la "bienvenida a las propuestas constructivas" sobre este tema, aunque los 'populares' han neutralizado finalmente todas las propuestas con su voto contrario.
Y es que, según la responsable municipal, "el Plan de Calidad del Aire no responde a situaciones coyunturales, sino que busca impulsar una mejora continuada e integral de la calidad del aire, consolidar los logros alcanzados hasta ahora y asegurar el cumplimiento de los valores límite de dióxido de nitrógeno (NO2) en el plazo legalmente previsto".
"Sus propuestas sobre el nivel de alerta ya están contempladas en los procedimientos de la Comisión de Calidad del Aire que creamos el año pasado. Si hasta el momento no se ha activado es sencillamente porque hemos estado lejos de alcanzar el nivel de alerta, aunque en tiempos de tiempo anticiclónico haya índices más elevados. Pero esto no puede confundirse con una posible situación de alerta, y no debe utilizarse por parte de la oposición para crear una alarma que no se corresponde con la realidad", ha añadido.
Así, tras recordar medidas de fomento del transporte público, la movilidad peatonal o la sustitución de calderas de carbón adoptadas por el Ejecutivo local, Botella ha destacado también la política de "transparencia absoluta en la información" que mantiene su equipo y, tras reconocer que "aún queda por avanzar", ha asegurado que se están "estudiando iniciativas como aumentar los kilómetros de carril bus o redefinir el recorrido de algunas líneas" de autobuses.
"Buena parte de las propuestas que me plantean ya están presentes en la actuación del Ayuntamiento. Confío en que el nuevo plan pueda cumplir sus expectativas", ha concluido.