Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE exige a Catalá aclarar el "negociete" del Registro Civil y la adjudicación millonaria a una empresa de Defensa

El ministro elude responder sobre esta cuestión y defiende a los registradores para la gestión del Registro Civil
El senador del PSOE Antonio Julián Rodríguez Esquerdo ha exigido este miércoles al ministro de Justicia, Rafael Catalá, aclarar qué "negociete" existe detrás de la cesión del Registro Civil a los registradores mercantiles y qué relación tiene con la sociedad Isdefe, empresa de ingeniería en Defensa que ha resultado adjudicataria de los programas tecnológicos del Registro y que aparecía en un correo electrónico intercambiado con el socio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres.
En la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta, el senador socialista ha expuesto que Gallardón no dimitió solo por la reforma del aborto, sino por "otro enredo de menor trascendencia pública, pero que afectaba al presidente y a sus hermanos" como es la encomienda del Registro Civil a los registradores mercantiles.
En este sentido, ha denunciado que la reforma contempló la adjudicación millonaria bajo un "procedimiento negociado y sin publicidad" del sistema informático a la sociedad Isdefe, una empresa pública dependiente del Ministerio de Defensa, que "el señor Diego Torres también conoce bien".
El socialista ha expresado que el Consejo de Estado puso objeciones a esta "oscura" reforma llena de "interrogantes", por lo que ha instado al ministro a aclarar el "embrollo" y la Corporación de Derecho Público que gestionará el nuevo Registro Civil electrónico.
En su respuesta, el ministro ha eludido hacer referencia a estas dudas y ha expresado que el socialista ha hecho alguna alusión que "no he entendido demasiado bien". Con todo, ha defendido su apuesta por un servicio de calidad, eficacia, desjudicializado, que utilice las nuevas tecnologías y que pueda ser llevado a cabo por registradores.
"Son funcionarios públicos que ejercen su actividad por mandato de Justicia, las bases de datos son de titularidad pública y hay una corporación de derecho público que es el Colegio de los Registradores, el órgano representativo que desempeña labores de coordinación y funciones de dar soporte electrónico a las aplicaciones informáticas de los registros", ha concluido.