Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE pide cesar al delegado del Gobierno en Ceuta, que niega que asesores suyos presenciasen la tragedia del Tarajal

El secretario general del PSOE de Ceuta, José Antonio Carracao, ha vuelto a pedir este jueves que el delegado del Gobierno en la ciudad autónoma, Francisco Antonio González Pérez, sea cesado por "mentir conscientemente y con toda la información" sobre los hechos que acontecieron durante la mañana del pasado 6 de febrero en la playa del Tarajal, donde 15 migrantes perdieron la vida en un intento grupal de entrada en territorio español.
"Si un asesor del delegado estuvo allí, como dicen distintas fuentes fidedignas, el delegado mintió conscientemente y con toda la información pese a que después se justificó alegando que sus declaraciones se habían basado en informes parciales, por lo que reiteramos que debe ser cesado", ha reclamado el líder socialista en una rueda de prensa en la que ha solicitado el mismo destino para el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, en su caso por "amenazar y no reconocer la realidad de los hechos hasta una semana después" de los sucesos.
Por su parte, fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta han asegurado a Europa Press que "en el momento en el que se produjeron los hechos [en referencia a los fallecimientos] no hubo ningún asesor del delegado sobre el terreno".
El diputado socialista Antonio Trevín aseveró este miércoles en el Congreso que González Pérez "supo desde el primer momento lo que había ocurrido aquel día en la frontera de Ceuta" porque "uno de sus asesores fue testigo directo de los hechos, estaba allí, y nadie puede creer que no informara inmediatamente a quien le había nombrado".
Carracao ha lamentado que el congresista por Ceuta, Francisco Márquez (PP), que defendió la posición del Grupo Parlamentario Popular durante el debate de una moción socialista, limite su actividad en la Cámara Baja a "defender a Rajoy", con lo que "falla a la encomienda que le dieron los ceutíes cuando le votaron".
El diputado reiteró que "la Delegación del Gobierno en Ceuta transmitió con toda la prontitud de la que fue capaz los hechos de los que tenía conocimiento, los datos de los que disponía en cada momento, datos que fueron siendo corregidos, complementados y ampliados a medida que se disponía de mejor información".