Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE exige al Gobierno que "no desmantele" los Grupos de Respuesta contra el Crimen Organizado (GRECO)

El PSOE ha exigido al Gobierno que "no desmantele" los Grupos de Respuesta contra el Crimen Organizado (GRECO) y los Equipos Contra el Crimen Organizado (ECO) y no reduzca el número de efectivos y medios, para garantizar la eficiencia de la lucha contra el crimen organizado.
Tras el anuncio de que la Dirección General de la Policía suprimirá los GRECO de Baleares y Canarias y reorganizará los de Galicia, Levante, Andalucía y Valencia, el portavoz socialista de Interior, Pedro Muñoz, ha destacado la importancia de "mantener o reforzar" estas unidades que han desarrollado un "excelente trabajo". "Su presencia sigue siendo necesaria porque actúan en zonas que, por sus características, son focos de acción de grupos de crimen organizado y requieren una acción específica", ha advertido.
Para Muñoz, "es contrario a toda lógica afirmar que reducir efectivos mejore la eficacia". "No se puede hacer más con menos", ha denunciado, a la vez que ha negado el argumento económico de que se ahorraría un millón de euros porque, como ha recordado, estos grupos recuperaron el pasado año más de 25 millones de euros.
MANTENER E INCLUSO REFORZAR
A través de una proposición no de ley presentada en el Congreso de los Diputados, el Grupo Socialista insta al Gobierno a "mantener y, en su caso, reforzar, las unidades de los GRECO del Cuerpo Nacional de Policía y ECO de la Guardia Civil en las Comunidades Autónomas de Canarias, Islas Baleares, y Comunitat Valenciana".
El Grupo Socialista reclama que "cualquier reestructuración de unidades GRECO y ECO se lleve a cabo garantizando el mantenimiento o aumento de la eficiencia de la lucha contra el crimen organizado en las zonas que operan".
Además, pide, que, "en ningún caso, se reduzca el número de efectivos y medios en la lucha contra el crimen organizado que actúan de forma directa y constante, con dedicación plena y con base en comunidades donde actualmente estén ubicados u otras en las que se considere necesario la implantación de estas unidades especializadas".
Por ello, ha reclamado al Gobierno que cumpla con el acuerdo alcanzado el 22 de febrero entre el Grupo Popular y el Socialista en una proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno a incrementar las capacidades de lucha contra el crimen organizado y la corrupción y ha recordado que el Ministerio de Interior en respuesta a preguntas escritas en el Senado y el Secretario de Estado de Seguridad en su comparecencia en el Congreso aseguraron que no existía ninguna previsión para eliminar o reducir estas unidades.
Muñoz ha recordado que la creación de los Grupos de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) se estableció con un calendario de implantación progresivo desde el año 2005 y un despliegue territorial que responde a las necesidades operativas en las zonas geográficas donde ejercen su actividad de manera primordial los grupos de criminalidad organizada.
Además, estos grupos colaboran con otras unidades como la Agencia Tributaria, Vigilancia Aduanera o la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, en operativos que lo precisen.
Por su parte, los Equipos contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil se crearon para mejorar la respuesta institucional en la lucha contra la delincuencia de bandas organizadas y, desde el primer momento, se han caracterizado por su gran movilidad y por la interconexión de sus redes, abarcando un extenso campo de tipologías delictivas.
La proliferación de grupos cada vez más sofisticados y de procedencia heterogénea ha exigido a la Guardia Civil la implantación de estos equipos de élite allá donde la actuación de esta clase de criminalidad es más patente.