Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE apoya el nuevo recurso del Gobierno pero comprende el rechazo del PSC, que teme que sea "gasolina"

El portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, ha reafirmado este viernes el apoyo del PSOE al recurso que posiblemente interpondrá el Gobierno contra la consulta alternativa que prepara la Generalitat para el 9N, pero se ha mostrado comprensivo con el PSC, que ha pedido al Ejecutivo que no la impugne.
"Entiendo las razones del PSC, no las comparto pero las entiendo. El PSC dice que esto va a ser gasolina y va a meter más participantes en la consulta", ha justificado Hernando en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press.
Hernando ha dejado claro que el PSOE sí apoya el posible recurso --una decisión que deberá tomar hoy el Consejo de Ministros-- especialmente después de que el Consejo de Estado se haya pronunciado a favor. "Estamos ante un fraude de ley y cuando se produce un fraude de ley la obligación del Gobierno es recurrir a los tribunales, por eso estamos de acuerdo", ha zanjado.
A su juicio, ese fraude de ley queda claro en el fundamento jurídico tercero del dictamen del Consejo de Estado, que considera que el nuevo "proceso participativo" diseñado por la Generalitat es "exactamente lo mismo", en palabras de Hernando, que la consulta refrendaria paralizada por el Tribunal Constitucional.
Según el dirigente socialista, tanto el PSC como el PSOE piden al Gobierno que se cumpla la ley --"y si hay que interponer recurso se interpone", ha recalcado-- pero también que haga otras cosas que desencallen el problema.
Para los socialistas, tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como del de la Generalitat, Artur Mas, están "instalados en el confort", uno en el del cumplimiento de la ley y otro en el de la independencia, "pero hay que bajar al barro de la política".