Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE acusa al Gobierno de "confundir" con la factura de la luz y denuncia que se prime el coste fijo sobre el consumo

La secretaria de Cambio Climático de la Ejecutiva Federal del PSOE, Pilar Lucio, ha acusado este jueves al Gobierno de "confundir" a los ciudadanos con la factura de la luz, de someter a la "opacidad" estos recibos y de primar en los mismos el coste fijo sobre el consumo que realmente realizan los usuarios.
Así lo ha asegurado Lucio en declaraciones en el Congreso antes de reunirse con asociaciones de consumidores y usuarios que sostienen que el recibo de la luz ha subido un 11 por ciento en lo que va de año, contradiciendo las cifras del Gobierno, que mantiene que ha bajado más de un tres por ciento.
Lucio ha subrayado que, por mucho que las compañías intenten "hacer pedagogía" para que la gente pueda leer correctamente los recibos, lo que "está claro" es que el 60 por ciento de las facturas corresponde a costes fijos y no al consumo real.
Eso, ha advertido la dirigente socialista, va "totalmente en contra de las directivas de eficiencia energética" y de la reducción del consumo eléctrico y demuestra que la reforma eléctrica promovida por el Ejecutivo "la están pagando los ciudadanos y las empresas". "El español es el recibo más alto de toda Europa y con la reforma del gobierno se sigue encareciendo", ha apostillado.
AUDITORIA ENERGÉTICA
Lucio ha recordado que el próximo martes del PSOE someterá a debate y votación una proposición de ley sobre pobreza energética y que el líder del partido, Pedro Sánchez, ya ha ofrecido un pacto al Gobierno en materia energética para dotar de transparencia al modelo y dar a conocer cuánto cuesta exactamente la producción energética con cada uno de los sistemas que se utilizan es España (nucleares, renovables, etc).
"Hay que hacer una auditoría energética para saber el coste de cada una de ellas y que se sepa cuál es la más cara o la más barata", ha dicho.