Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE pide al Gobierno que no quite la ayuda de los 400 euros a los jóvenes para dársela a otros que también lo necesitan

Trinidad Jiménez plantea que el PSOE y PP se sienten para ver cómo se puede mejorar el Estado autonómico en un debate "sosegado y solvente"
La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha pedido este viernes al Gobierno que no le quite la ayuda de los 400 euros a los jóvenes para dársela a otros que también la necesitan, tras el anuncio del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de aumentar la ayuda a 450 euros a aquellas personas que hayan agotado sus prestaciones y que tengan a su cargo a dos miembros de la unidad familiar, además de a su cónyuge o pareja de hecho.
En declaraciones a ABC Punto Radio, recogidas por Europa Press, Jiménez ha destacado que a su partido no le parece "justo" que el Gobierno "quite la ayuda a unos para dársela a otros", por el hecho de que suba 50 euros más a las familias o a las personas que tienen dos familiares a cargo, además del cónyuge o similar. "Es verdad que nosotros decimos muy bien, como tiene una mayor carga familiar que le den esa ayuda de 50 euros más, pero que no sea quitándosela a aquellos otros que si que también la necesitan", precisó.
Asimismo, la dirigente 'socialista' ha insistido en el hecho de que algunas personas puedan vivir con sus familias "no significa ni que son tan jóvenes, ni que lo tienen tan fácil" porque, a su juicio, hay gente con más de 30 años intentando encontrar un puesto de trabajo que "tienen derecho como cualquier otro ciudadano a poder rehacer su vida, a poder tener una ayuda".
REVISIÓN DE LAS AUTONOMÍAS
Por otra parte, preguntada por la posible revisión del sistema autonómico, Jiménez ha dicho que después de estos años de experiencia "merece la pena" que los grandes partidos se sienten para ver como se puede mejorar e, incluso, reforzar.
En referencia a este asunto, ha defendido que en el PSOE "siempre" han estado "dispuestos a establecer un debate sosegado, sereno y solvente sobre cómo es el funcionamiento actual y como podríamos mejorarlo -ha señalado-. Si se han creado duplicidades, bueno, pues estudiemos de que manera se pueden ajustar. Ahora, ¿cuál es el problema? estamos haciendo un debate abierto sobre el funcionamiento del Estado de las autonomías, como de otras instituciones del Estado", advierte.
"Si tenemos que sentarnos, revisar el funcionamiento de las instituciones, hagámoslo, pero con sosiego", insiste Jiménez a la vez que opina que el asunto no es tanto sobre si se reduce el número de parlamentarios que "todo se puede estudiar", recordando que "el grueso del gasto son los servicios públicos que en este momento se encuentran amenazados porque la recaudación tributaria ha caído de manera dramática y hay muchos menos recursos para poder atender a este tipo de servicios".
Esto último es un debate que, a su juicio, puede resultar "peligroso" porque en los últimos meses "se está poniendo en cuestión el propio funcionamiento de la política", algo que, según ha lamentado, les preocupa y por eso quieren hacer un "especial hincapié" para estar "cerca" de la gente.
RECHAZA LAS ACTUACIONES DE SÁNCHEZ GORDILLO
Finalmente, cuestionando el asunto de Juan Manuel Sánchez Gordillo, la dirigente 'socialista' se ha mostrado en contra. "No estoy de acuerdo, ni tengo ninguna simpatía", ha recalcado, ya que le parece que actuar de esta manera "no es el mejor forma" en la que tienen que trabajar políticos y diputados, ni la mejor forma de ayudar a la gente que está en una situación de necesidad. Así, Jiménez ha mostrado su "rechazo" este tipo de acciones insistiendo en que "no tiene ningún beneficio para las personas para las que supuestamente van dirigidas las ocupaciones".