Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE e IU protestan en el Congreso por el veto "franquista" a sus mociones y Posada calla

Los diputados de IU abandonan el Pleno del Congreso en señal de protesta por la "apisonadora" del Grupo Popular
El PSOE e Izquierda Plural aprovecharon el inicio de la sesión plenaria para protestar por el veto de la Mesa del Congreso a tramitar sus mociones denunciando las "mentiras" de Mariano Rajoy en torno al caso Bárcenas. Llegaron incluso a calificar esa decisión de "golpe institucional" propio del franquismo, pero el presidente de la Cámara, Jesús Posada, renunció al debate y pasó al siguiente punto.
La portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, aseguró que excluir esas dos mociones del orden del día del Pleno del Congreso supone "mutilar" la sesión y dejar sin propuestas a dos fuerzas políticas que suman más de ocho millones de votos. A su juicio, Posada debe configurar el orden del día de acuerdo con los grupos parlamentarios porque hacerlo en coordinación con el Gobierno es propio del "franquismo".
ATENTADO A LA DEMOCRACIA
A renglón seguido, el portavoz de Izquierda Plural, José Luis Centella, aseguró que vetar esas mociones supone "secuestrar" el Parlamento y "dar un golpe institucional muy grave": "Es un grave atentado a la democracia", proclamó, advirtiendo al PP de que tarde o temprano se debatirá en el Congreso la decisión de Rajoy de "ocultar la verdad" al Parlamento sobre el caso Bárcenas.
Desde el PP, el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, replicó que las mociones son un "fraude de ley" que la Mesa del Congreso "se ha visto en la obligación" de rechazarlas porque la única forma de pedir responsabilidades al presidente del Gobierno es presentando una moción de censura.
El dirigente del PP acusó a la oposición de incumplir el Reglamento "deliberadamente" y ha vuelto a retar a presentar esa moción de censura. "No lo hacen porque no tienen candidato, ni programa ni apoyos", remachó.
Pese a las acusaciones vertidas y la exigencia de que se leyera el acuerdo de la Mesa del Congreso vetando las iniciativas, el presidente del Congreso, Jesús Posada, se negó a responder y dio por resuelta la discusión, pasando al siguiente punto.
QUIEREN RECURRIR, PUES RECURRAN
Sólo cuando IU-ICV-CHA insistía en pedir explicaciones, les replicó: "Han anunciado que van a recurrir, pues háganlo, pero el tema está resuelto", espetó.
En ese contexto, los diputados de Izquierda Plural optaron por abandonar el hemiciclo, restringiendo su presencia en el Pleno a sus turnos de intervención.
Según explicó a la prensa su presidente, Cayo Lara, el PP ha dado motivos para el plante por aplicar su "apisonadora" en el Congreso, limitando los debates.