Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE e IU citan en el Parlamento al consejero andaluz por los cursos de formación pero rechazan plenos extraordinarios

Los grupos parlamentarios del PSOE-A y de IU han registrado este jueves de forma conjunta la convocatoria urgente de una sesión extraordinaria de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte para que el consejero Luciano Alonso explique las actuaciones del Gobierno andaluz a raíz de las irregularidades detectadas en subvenciones y ayudas a cursos de formación, pero han rechazado los dos plenos extraordinarios solicitados por el PP-A para abordar tanto este caso como el de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tras la elevación de parte de la causa al Tribunal Supremo.
Según han explicado a los medios de comunicación los portavoces de sendos grupos, Mario Jiménez (PSOE-A) y José Antonio Castro (IULV-CA), la petición de comparecencia de Alonso --a la que la Diputación Permanente le ha dado el visto bueno y trasladado a la Mesa del Parlamento para fijar una fecha-- responde a la "necesidad" de aclarar ante los andaluces cuáles son las actuaciones que está llevando a cabo la Junta de Andalucía en relación a estas presuntas irregularidades en cursos de formación con el objeto de, en su caso, "determinar responsabilidades y recuperar los fondos irregularmente concedidos".
Esta petición ha sido criticada por el PP-A al considerar, según han expuesto el portavoz y el portavoz adjunto de su Grupo Parlamentario en la Diputación Permanente, que de este modo pretenden "tapar que Andalucía está hasta las trancas de corrupción" y evitar que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, "dé la cara" en la Cámara autonómica y explique "todo lo que sabe" sobre sendos casos tal y como el PP-A pedía en los dos plenos extraordinarios rechazados por PSOE-A e IULV-CA.