Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE e IU citan a un consejero andaluz por los cursos de formación pero rechazan plenos extraordinarios

Los 'populares' acusan a los socios de Gobierno de "esconder y tapar a los corruptos" y a Díaz de tener una "relación nítida" en los ERE
Los grupos parlamentarios de PSOE-A e IULV-CA han registrado este jueves de forma conjunta la convocatoria urgente de una sesión extraordinaria de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte del Parlamento andaluz para que el consejero del ramo, Luciano Alonso, explique las actuaciones del Gobierno andaluz a raíz de las irregularidades detectadas en las subvenciones y ayudas a cursos de formación, pero han rechazado los dos plenos extraordinarios solicitados por el PP-A para abordar tanto este caso como el de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tras la elevación de parte de la causa al Tribunal Supremo.
Según han explicado a los medios de comunicación los portavoces de sendos grupos, Mario Jiménez (PSOE-A) y José Antonio Castro (IULV-CA), la petición de comparecencia de Alonso --a la que la Diputación Permanente le ha dado el visto bueno y trasladado a la Mesa del Parlamento para fijar una fecha-- responde a la "necesidad" de aclarar ante los andaluces cuáles son las actuaciones que está llevando a cabo la Junta de Andalucía en relación a estas presuntas irregularidades en cursos de formación con el objeto de, en su caso, "determinar responsabilidades y recuperar los fondos irregularmente concedidos".
"Entendemos que es necesario adelantar la comparecencia del Gobierno para explicar todo este asunto y para actualizar la información sobre la auditoría que se realiza en la Consejería de Educación", ha dicho Castro para justificar la petición de esta comparecencia "extraordinaria, urgente y monográfica" de Alonso y para recalcar que con este tipo de actuaciones se demuestra que con IULV-CA en el Gobierno andaluz "se acabó la oscuridad" y se "rompe totalmente con el pasado".
De ahí, que Castro no haya descartado la posibilidad de pedir una comisión de investigación sobre los cursos de formación y que haya insistido a lo largo de sus dos intervenciones ante la Diputación Permanente en que, con la entrada de IULV-CA en el Ejecutivo andaluz, "se marca un antes y un después" en materia de transparencia y se acaba, entre otras cosas, "con un abuso como el que hemos conocido de las exoneraciones" en las ayudas a empresas de formación.
"Si hay algún problema, no será del Gobierno actual, sino del pasado y del PSOE-A", ha sentenciado tras mostrarse "muy preocupado" por el hecho de que las investigaciones judiciales y policiales estén "demostrando que ha habido una manera de gobernar insostenible" y de la que ha responsabilizado a los socialistas.
Por su parte, Jiménez también ha insistido en la necesidad de que el consejero de Educación dé cuenta "a ser posible la próxima semana" de las actuaciones que su departamento está llevando a cabo para revisar todos los expedientes administrativos vinculados a la formación en los últimos años, así como para "explicar el procedimiento de investigación y revisión" puesto en marcha para "clarificar la situación de los expedientes y, sobre todo, despejar cualquier sombra de duda que pueda haber sobre el uso y el destino de los fondos públicos".
Además, el portavoz del PSOE-A en el Parlamento ha justificado esta comparecencia y, por contra, el rechazo de su grupo a la celebración de un pleno extraordinario sobre este asunto en que en una "comisión monográfica" el consejero va a poder expresarse "con más tranquilidad y con tiempo suficiente" que en un pleno parlamentario.
"Una comisión es un ámbito más adecuado porque, además, permite que los grupos parlamentarios, con tranquilidad y sosiego, puedan plantear preguntas, interpelar al consejero o pedir informes, en definitiva, permite que se celebre en mejores condiciones en una cuestión tan técnica y administrativa como esta y permite una mejor labor de fiscalización y control al Gobierno, que es de lo que se trata", ha argumentado tras anunciar que también el Consejo de Gobierno ha registrado en la mañana de este jueves una petición de comparecencia sobre este asunto.
PP-A: "EL CASO JUDICIAL SE LLAMA GOBIERNO SOCIALISTA"
Todos estos argumentos han sido rechazados por los portavoces del PP-A en la Diputación Permanente, quienes han advertido de que "hace un año había menos corrupción que ahora" en la Junta de Andalucía y que, por tanto, la presidenta Susana Díaz debe comparecer urgentemente al estar dicha corrupción "a las puertas de su despacho".
Según Antonio Sanz, el encargado de defender la primera petición extraordinaria de pleno sobre los cursos de formación, tanto PSOE-A como IULV-CA están siguiendo ahora "el mismo patrón" que en el caso de los ERE: "primero negarlo, después minimizarlo a tres o cuatro golfos y, por último, taparlo" mientras acusan a los demás de hacer una "cacería política" en su contra.
Para el 'popular', el "problema" no es que el PP-A pida explicaciones por "las estafas, falsedades documentales, prevaricaciones o demás delitos que detallan los jueces o agentes de la Guardia Civil" en sus respectivos escritos sino que los socios de Gobierno "tienen manchada hasta las trancas a Andalucía de corrupción" y, además, "se niegan a dar explicaciones".
Tras acusar a IULV-CA de ser "la muleta útil" y el "dique de contención de la corrupción socialista", Sanz ha arremetido contra el PSOE-A para advertirle de que "el caso judicial se llama gobierno socialista andaluz durante más de 30 años" y de que, aunque quieran, no podrán "seguir tomándole el pelo" a los andaluces. "Ahora a los delitos se les llama transparencia", le ha afeado a Jiménez con ironía.
LOS ERE "SEÑALARÁN A DÍAZ"
Siguiendo esta misma línea, el portavoz parlamentario Carlos Rojas ha tomado la palabra para defender el segundo pleno extraordinario solicitado por su formación --sobre los ERE tras ser elevada la causa de los aforados al Supremo-- y ha lamentado que "la Junta se haya convertido en un nido de corruptos" en el que los socios de gobierno tienen "un pacto de silencio" a cambio "de sillones".
Tras tachar de "paripé" el papel de IULV-CA en la comisión de investigación sobre los ERE, Rojas ha considerado una "vergüenza" que mientras hay dos expresidentes de la Junta "señalados" ante el TS la actual responsable del Gobierno andaluz siga "callada" cuando su "relación" con este caso "es nítida y lo sabe todo el mundo". "Su silencio es una tomadura de pelo. Con un saqueo de tal magnitud, ella misma va a quedar muy señalada por los ERE si no da la cara", ha aseverado.
A todo ello han respondido tanto Castro como Jiménez. El primero ha lamentado que el PP-A "utilice en su favor la corrupción" porque sus votantes así se lo permiten y casos como la Gürtel "no le erosionan ni le pasan factura" electoral, y el segundo ha acusado al PP-A de "querer convertir el Parlamento en una sala paralela de la justicia" gracias a que "el clan del innombrable" (por Javier Arenas) ha vuelto a "salir a pasear con la estrategia de la guerra sucia con la corrupción".
El portavoz socialista, además, ha pedido "respeto" para la presunción de inocencia de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y, ante las críticas de Sanz por verlo "nervioso e incómodo" al no contar con la "confianza" de Díaz --"por eso la toma con los demás", según el 'popular'--, ha aprovechado para arremeter contra el presidente del PP-A, Juanma Moreno, por su "falta de liderazgo" y por haber "incumplido su palabra" de que no usaría estos casos como única manera de hacer oposición.