Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE e Izquierda Plural no piensan cambiar por ahora el texto de sus mociones vetadas

El PSOE e Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) no tienen intención de cambiar una coma del texto de las mociones vetadas por el PP con las que rechazaban las "mentiras" del presidente Mariano Rajoy sobre el llamado 'caso Bárcenas', al menos hasta que la Mesa del Congreso se pronuncie sobre los recursos de reconsideración que van a presentar contra la inadmisión de sus iniciativas, según han asegurado a Europa Press fuentes de ambos grupos parlamentarios.
Desde que el pasado lunes la mayoría del PP en el órgano de gobierno de la Cámara frenara el debate de ambas mociones por considerar que trataban cuestiones que no competen al Gobierno, el PSOE e IU-ICV-CHA han venido mostrando su protesta por esta decisión que juzgan "política".
Tanto el PSOE como Izquierda Plural avanzaron que elevarán esta semana un recurso a la Mesa del Congreso para que reconsidere su postura y acepte el texto original de sus mociones, que consideran "absolutamente congruentes" con las interpelaciones que formularon al Gobierno la semana anterior.
PRIMERO, ESCUCHAR A LOS GRUPOS
Sin embargo, antes de que la Mesa del Congreso tome una decisión definitiva sobre esos recursos, deberá escuchar a la Junta de Portavoces, que se reúne el próximo martes. Desde el PP ya avanzan que los argumentos no han variado y que, si no hay cambios en la redacción de las mociones, los recursos serán rechazados, sea la próxima semana o el 8 de octubre.
Otra cosa es que, al margen de que la oposición eleve esta polémica al Tribunal Constitucional, que tardará años en resolver, PSOE e IU-ICV-CHA intenten salvar el filtro de la Mesa modificando la redacción de sus mociones.
Ésa parece ser la única vía que podría llevar al PP a cambiar de postura en la Mesa del Congreso porque, según ha comentado este mediodía el presidente, Jesús Posada, sólo se podría votar en el Pleno de la Cámara las mociones ahora vetadas si ambos grupos presentaran un nuevo texto que encaje en el Reglamento.
SI LO MODIFICAN, NO SE DEBATIRÁ HASTA EL DÍA 15
"Sigo creyendo que de una interpelación tiene que haber una moción en la que se discuta lo que se quiera, dentro de los límites del decoro, y se vote en consecuencia --ha dicho en los pasillos del Congreso--. Y creo que habrá una moción consecuencia de esa interpelación que podremos discutir y votar".
Eso sí, ha insistido en que esa hipotética nueva redacción debe cumplir las normas del Congreso: "Cumpliendo el Reglamento, se puede decir todo, pero hay que cumplirlo y yo lo que no puedo hacer es incumplirlo".
Sea como fuere, en el caso de que el PSOE e Izquierda Plural se inclinaran por modificar el texto de sus respectivas mociones, cosa que no se plantean hasta que la Mesa del Congreso rechace sus recursos de reconsideración, las iniciativas no serían discutidas y votadas como pronto hasta el próximo 8 de octubre o bien el día 15 de octubre.