Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y PP suscriben un texto de condena a última hora por la muerte del disidente cubano

Zapatero, sobre Zapata. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El texto se hace eco de la "consternación" que la noticia de la muerte de Zapata, "difundida con profusión por los medios de comunicación españoles", ha causado "entre las fuerzas políticas y en la sociedad española que mantiene un vínculo muy sólido con la sociedad cubana".
La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso muestra así "su más profunda condolencia a la familia y amigos de Orlando Zapata y manifiesta su honda preocupación por la situación de los presos de conciencia en Cuba, cuya libertad, hoy, vuelve a pedir".
Al tratarse de una declaración institucional, el texto tenía que ser  aprobado por unanimidad.
Dos frentes
Posición común
Grupo parlamentario
El PP hizo circular esta mañana una propuesta de declaración institucional para que el Congreso manifieste su "hondo pesar" por la muerte de Zapata, exprese su "repulsa" al "régimen cubano" y exija de forma inmediata "una transición a la democracia y la liberación de todos los presos políticos", según avanzó su portavoz de Exteriores, Gustavo de Arístegui.
Después de que el PP anunciara su proyecto de declaración institucional, el PSOE ha elaborado un texto alternativo. La propuesta de los socialistas, a la que ha tenido acceso Europa Press, se hace eco de la "consternación" que la muerte de Zapata ha causado entre las fuerzas políticas y en la sociedad española, expresa su "más profunda condolencia" a la familia y amigos del fallecido y manifiesta su "honda preocupación" por la situación de los presos de conciencia, en Cuba, "cuya libertad, hoy, vuelve a pedir".
Sin embargo, al final, ambos partidos consiguieron el consenso y, tras convencer al diputado Joan Tarda
Valenciano también señaló que esta muerte "no perjudica" que el Gobierno y los socialistas sigan "defendiendo" sustituir la actual Posición Común de la UE hacia la isla por un acuerdo bilateral. Además, ha considerado que sería "mejor" para progresar en las libertades en Cuba que la UE se dotara de un "instrumento bilateral" de cooperación y diálogo con la isla para conseguir esos objetivos.
La representante socialista rechazó la interpretación de que la Posición Común -que rige la política europea hacia la isla desde 1996 y condiciona la relación bilateral a avances concretos en materia de democracia y Derechos Humanos- equivale a un "rechazo del régimen" y por el contrario un cambio de la Posición o su eliminación supondría una "aceptación" de la dictadura. Lo cierto es que la UE no tiene un instrumento similar a la Posición Común --que La Habana rechaza al considerarla una imposición unilateral-- con ningún otro país.
El Gobierno español defiende su eliminación y sustitución por algún tipo de acuerdo bilateral que incluya una cláusula sobre Derechos Humanos.
Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha lamentado "profundísimamente" la muerte y ha reclamado que en Cuba existan derechos humanos "para todos" y "democracia para todo el mundo".
En declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja, Alonso ha insistido en que los socialistas quieren que en Cuba "existan y se respeten" los derechos humanos para todos los ciudadanos cubanos.