Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias y Sánchez, una reunión clave que podría evitar nuevas elecciones

La escena, los gestos, las sonrisas… en las formas todo aparentaba la mejor de las predisposiciones por ambas partes. Sin embargo, en el contenido, es otra cosa. Sánchez sigue apostando por un tripartito PSOE-PODEMOS-CIUDADANOS e Iglesias insiste en reclamar un gobierno de izquierdas con los socialistas para el se ofrece a dimitir con tal de que haya un gobierno de coalición progresista. "Si mi presencia en ese gobierno es una dificultad para el PSOE yo estoy dispuesto a ceder y no estar en ese gobierno", aseguró. Podemos no quiere gobernar con Ciudadanos y apela a su responsabilidad de estado para pedirle sus votos. La ecuación sigue siendo difícil de resolver.