Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE llama a Podemos a negociar la investidura de Sánchez tras el apoyo a su reubicación en el hemiciclo

La portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Congreso, Isabel Rodríguez, ha animado este martes a Podemos a "aprovechar" el "momento de unanimidad y entendimiento" al que han llegado ambas formaciones sobre la ubicación de los diputados del partido morado en el hemiciclo para empezar a "hablar en serio de lo que le preocupa a la gente", es decir, para sumarse a las negociaciones que ha abierto Pedro Sánchez en busca de apoyos para su investidura.
En declaraciones en la Cámara Baja, Rodríguez ha insistido en que para los socialistas el asunto de los escaños era "anecdótico", pero se ha mostrado satisfecha de que se haya alcanzado un acuerdo, al que el pasado viernes se mostró dispuesto el propio líder del PSOE.
Y ahora que se ha resuelto de manera "unánime" ese "problema relativo" que, a su juicio, "no tenía la importancia y la magnitud que se le ha dado", la diputada socialista ha defendido que es el momento de "hablar de los problemas de la gente".
EL OBJETIVO: QUE HAYA UN GOBIERNO DE CAMBIO
"Así que quiero aprovechar, en este momento de unanimidad y de entendimiento, para pedirle a Podemos que nos pongamos a hablar en serio de lo que le preocupa a la gente y nos dejemos a hablar de sillones y espacios", ha recalcado, para después subrayar que la "prioridad" del PSOE es precisamente que "cuanto antes" haya un "gobierno de cambio, de progreso, reformista" sobre el que está "trabajando".
De esta manera, Rodríguez no ha querido entrar en por qué el PSOE votó a favor del primer reparto que situaba a los diputados de Podemos en el 'gallinero', sin acceso a las primeras filas y ha insistido que lo importante es "hablar de los problemas de la gente".
Eso sí, ha apuntado que "querer es poder" y ha insistido en que Sánchez ya dijo que se intentaría "solucionar", aunque era un asunto "secundario". "Para nosotros no es importante, no nos importan ni los sillones ni los escaños, estamos en otra escala diferente de valores y nuestro atención y nuestro esfuerzo hoy están en dar una alternativa de gobierno al país", ha remachado.