Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE propone a Podemos el mismo paquete social que al resto y añade reforzar la política de asilo y refugio

El PSOE ha presentado este lunes a Podemos una propuesta de acuerdo que comienza con un paquete de políticas para hacer frente a la "emergencia social" en España, en gran medida ya pactadas con Ciudadanos, y que hace extensivo al resto de partidos de izquierdas a los que ha vuelto a hacer una oferta de pacto este lunes. La que hace al partido de Pablo Iglesias sólo se distingue del resto en su compromiso con una política de asilo y refugio.
El documento remitido al partido morado es el menos extenso de los enviados este lunes a los cinco partidos de izquierdas (En Comú Podem, En Marea, Compromís e IU-Unidad Popular además de Podemos) y es el que menos medidas específicas contiene. Así, mientras a las confluencias del partido de Iglesias se presentan propuestas pensadas en sus territorios, para Podemos hay pocos elementos de distinción.
Además, no aparecen varias de las ofertas que Sánchez hace al partido de Alberto Garzón: no le presenta su pacto por las libertades, que incluye, entre otras cosas, la supresión de la exención "injustificada" de la Iglesia en el IBI; ni la reforma del sistema electoral y de los reglamentos parlamentarios. Tampoco incluye la recuperación del subsidio por desempleo para los parados mayores de 52 años, una medida que ya aparece en el acuerdo con Ciudadanos.
En cambio, el PSOE incorpora en la oferta a Podemos un apartado específico sobre la política de asilo y refugio. En concreto, habla de impulsar una política común europea de asilo e inmigración, reforzar las
oficinas de asilo y la presencia en ellas de la representación oficial de
ACNUR, y aprobar el Reglamento de la Ley de Asilo.
Además, propone dar respuesta efectiva y urgente a la crisis de las personas refugiadas mediante el apoyo a los países vecinos, el incremento del número de acogidos, la dotación de los programas de reasentamiento, la aceptación de admisiones humanitarias y la concesión de visados a personas.
También añade un apartado sobre política exterior, situando los derechos humanos en su eje central. Para ello, se compromete a promulgar un Plan Renovado de Derechos Humanos, revocar la reforma del gobierno del PP en materia de Jurisdicción Universal "para que España pueda ser otra vez referente en la lucha contra la impunidad y la defensa de los Derechos Humanos y para defender a nuestros ciudadanos víctimas de una infracción fuera de nuestras fronteras".
Lo completa con la propuesta de "promover activamente" iniciativas dirigidas a convertir en prioridad universal la lucha contra la pena de muerte".