Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE mantiene su idea de exigir mañana cuentas a Santamaría en el Congreso por "usar" Moncloa en apoyo de Cañete

También pedirá explicaciones a Montoro por la posible colusión de intereses entre empresas del ministro y decisiones del Gobierno
El PSOE mantiene su intención de exigir este martes en el Congreso explicaciones a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría por "utilizar" el último Consejo de Ministros para impulsar la campaña del ministro Miguel Arias Cañete como cabeza de lista del PP a las elecciones europeas del 25 de mayo.
"¿Cómo justifica la vicepresidenta del Gobierno la utilización del Consejo de Ministros para facilitar la campaña del candidato del PP a las elecciones europeas?", reza la pregunta que la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, formulará a Sáenz de Santamaría en la sesión plenaria de control al Ejecutivo.
En el banco azul del Gobierno ya no estará Arias Cañete, que había anunciado ausencia en el Pleno del control y que además ya ha sido relevado este lunes por su secretaria general, Isabel García Tejerina, elegida por Mariano Rajoy como nueva ministra de Agricultura.
La pregunta, que el PSOE ha decidido mantener pese al relevo en el Ministerio, tiene su origen en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado 11 de abril, en la que Arias Cañete compareció junto a la vicepresidenta y, además de explicar el proyecto de ley de Pesca Marítima, respondió a las preguntas que sobre su reciente designación como cabeza de lista del PP para el Parlamento europeo le formularon los periodistas.
LAS RUEDAS MONCLOA "NO PUEDEN SER UN MITIN"
Los socialistas solicitaron en el Congreso la presencia de la portavoz del Gobierno para que explicara la "utilización" de Moncloa para promover a su candidato para los comicios del próximo 25 mayo.
Una actuación que tanto el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, como su 'número dos' y la rival socialista en la campaña europea, Elena Valenciano, se apresuraron a criticar. Rubalcaba dijo que esas ruedas de prensa desde Moncloa "no puede ser un mitin" y Valenciano tachó de "muy feo" ese gesto.
También en la sesión plenaria de este martes el expresidente de la Comisión del Estatuto del Diputado y parlamentario del PSC, Francesc Vallés, sacará a la palestra la polémica en torno a la información que apunta a que el todavía titular de Agricultura ha ocultado al Congreso en las dos últimas legislaturas la relación de una de sus empresas con la Administración.
LOS NEGOCIOS DE CAÑETE
A este respecto, Vallés preguntará al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, si el Gobierno puede garantizar el "cumplimiento" por parte de sus Altos Cargos de la legislación de incompatibilidades y conflictos de intereses.
Este asunto ha llevado al primer partido de la oposición a solicitar al presidente de la Comisión del Estatuto de los Diputados, Aurelio Romero, para que investigue y abra una investigación sobre los intereses empresariales del todavía ministro y sus contratos con la Administración.
Asimismo, los socialistas han solicitado el informe de la Abogacía del Estado al que se refirió el propio Cañete para justificar que no se inhibiera en la aprobación del proyecto del Ley de Evaluación Ambiental pese a haber presidido los Consejos de Administración de dos compañías dedicadas al suministro de combustibles a buques.
DOS FALTAS CONSECUTIVAS
La ofensiva del partido de Rubalcaba se completa con una carta que la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha enviado al presidente del Congreso, Jesús Posada, pidiéndole que exija al Gobierno "las explicaciones necesarias" respecto de la anunciada ausencia de Arias Cañete en esta sesión plenaria, recordando que ya la pasada semana faltó a las preguntas de la oposición en el Senado.
Según expone en su misiva, la compatibilidad del ministro con su candidatura a las elecciones europeas es un "despropósito" que además resulta ya "insostenible" cuando elude el control parlamentario por parte de la oposición.