Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE exige a Teresa Rodríguez que aclare si defiende una España de "dos velocidades" y la "independencia" de Andalucía

El PSOE-A ha instado este miércoles a la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, a aclarar si defiende tanto una España de "dos velocidades" como que esta comunidad se "plantee la independencia", como llegó a mantener Pablo Iglesias, "torciendo la historia".
Así se ha pronunciado en rueda de prensa el portavoz del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, tras ser preguntado por el hecho de que Teresa Rodríguez haya acusado este miércoles a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de utilizar la celebración del 28 de febrero, Día de Andalucía, para "torpedear" las negociaciones entre el PSOE y Podemos para llegar a un acuerdo en la formación de Gobierno.
Mario Jiménez también ha anunciado que el PSOE-A defenderá el próximo jueves 25 ante el Pleno del Parlamento una proposición no de ley de reivindicación del 28F y de defensa de los derechos de los andaluces, ante la que Rodríguez tiene la oportunidad de decir si está en el "fin del café para todos, si defiende que haya dos velocidades en la construcción de España o si está pidiendo, como hizo Pablo Iglesias, torciendo la historia, que Andalucía se plantee la independencia".
El dirigente socialista ha manifestado que la posición de Podemos en Andalucía y de Teresa Rodríguez es "muy débil y comprometida", y ha recordado que dónde peores resultados cosecha ese partido en España es precisamente en esta comunidad. "A esa situación va a venir a ponerle la puntilla la actitud de Podemos en España en defensa de una España de dos velocidades", según Jiménez.
A su juicio, Teresa Rodríguez tiene "capacidad suficiente como para ver" que el hecho de que Podemos en España esté defendiendo, después de 37 años, "exactamente lo mismo que defendía la derecha nacional y nacionalista, a principios de los años 80", le va "a llevar al desastre en términos políticos".
Según el portavoz socialista, la historia de Andalucía ha demostrado que todo el que ha intentado impedir que esta tierra pueda concursar en igual de oportunidades con el resto de los territorios lo ha terminado pagando en las urnas, como le ocurrió a UCD, a Alianza Popular (AP), al PP-A o al Partido Andalucista.
"Si ahora Podemos le compra al cien por cien los argumentos al PP y pide también una España de dos velocidades y de los privilegios para unos y de la discriminación para otros, la señora Rodríguez sabe que la estrategia ultranacionalista e independentista de Podemos en España la va a pagar ella en Andalucía, por lo que intenta a la desesperada manotear en el aire y alcanzar al PSOE en este debate", ha señalado.
Ha indicado que los andaluces ni querían la independencia el 4 de diciembre de 1977 ni la quieren ahora.
Jiménez ha recalcado que la posición independentista de Pablo Iglesias y la defensa de un referéndum ilegal en Cataluña "hace mucho daño" a Podemos en Andalucía.
En cuanto a las negociaciones del PSOE con otras fuerzas de cara a la investidura, ha señalado que todo el mundo está viendo claramente quién tiene una actitud responsable, de negociación y buscando un acuerdo para propiciar un gobierno de cambio en España y quién está "jugando a otra cosa, a base de soberbia, de maximalismos y de imposibles".
UN 28F EXCEPCIONAL
Mario Jiménez ha manifestado que, sin duda, el 28F de este año va a ser "excepcional", dado lo que está ocurriendo en el contexto nacional, y por ello, hay que tener una respuesta clara y contundente.
En la iniciativa que el PSOE-A defenderá el próximo jueves ante el Pleno del Parlamento se aboga por reafirmar el compromiso de los andaluces con el significado histórico del 28F y con su vigencia en estos momentos, particularmente en lo que se refiere a la existencia de un modelo territorial en España que garantice el respeto a la diversidad y, al mismo tiempo, el principio de igualdad y la inexistencia de privilegios de ningún tipo.
Asimismo, se apuesta por reafirmar que la soberanía nacional corresponde al conjunto del pueblo español y que sólo a éste puede corresponder decidir sobre el destino de España, y rechazar "los intentos de romper la unidad de España, actuación irresponsable que no sólo atenta contra la Ley y la Constitución, sino que amenaza con fracturar la convivencia entre los españoles con consecuencias gravemente negativas para todos".
En la iniciativa, también se pide el rechazo del Parlamento a cualquier "intento de imponer un modelo territorial que atente contra la igualdad y que pretenda volver a situaciones del pasado, en las que Andalucía jugaba un papel subsidiario y marginado".
También se plantea la necesidad de que se emprenda una reforma constitucional que garantice la soberanía nacional y el principio de igualdad entre españoles.
De otro lado, se plantea instar a la Junta a que demande al Gobierno central que aborde sin demora la reforma del sistema de financiación autonómica, y a condonar a las comunidades que han recibido una financiación inferior a la media, en las liquidaciones del modelo de financiación autonómica, parte de la deuda contraída a través de los diferentes mecanismos extraordinarios de liquidez (Fondo de Liquidez Autonómico o Facilidad Financiera), en el caso de Andalucía en torno a los 4.156 millones de euros.
También se pide que el Ejecutivo nacional no ofrezca a Andalucía un trato discriminatorio y atienda la reclamaciones judiciales interpuestas por la Junta, por importe en torno a 10.000 millones de euros, contra las liquidaciones del modelo de financiación 2008-2013, por el incumplimiento de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto y la menor inversión estatal por población destinada a Andalucía en los Presupuestos Generales del Estado, y por los costes efectivos de los traspasos del Guadalquivir y del Hospital Militar San Carlos de San Fernando.