Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE espera que Villalobos, que mañana preside el Congreso, se ajuste a su papel y no haya otra bronca como en julio

El PSOE espera que la vicepresidenta primera del Congreso, la 'popular' Celia Villolobos, que este martes presidirá toda la sesión plenaria, se ajuste a su papel y no se repita otro enfrentamiento como el que protagonizó el pasado julio con la portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, en una reunión de la Diputación Permanente, han informado a Europa Press en fuentes socialistas.
Villalobos presidirá este martes la habitual reunión de los martes de la Mesa del Congreso y el Pleno vespertino puesto que el presidente de la Cámara, Jesús Posada, encabeza la delegación parlamentaria que se ha trasladado a Panamá para participar este lunes y martes en el noveno Foro Parlamentario Iberoamericano que se celebra en la capital de aquel país.
El pasado mes de julio, durante la Diputación Permanente --el órgano que sustituye al Pleno en periodos no ordinarios de sesiones-- Villalobos y Rodríguez tuvieron un agrio enfrentamiento a propósito de la polémica suscitada en torno a la militancia en el PP del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, siendo éste ya miembro del Alto Tribunal.
En aquella ocasión, Rodríguez tomó la palabra para criticar el veto del PP a una solicitud para que compareciera Pérez de los Cobos, pero Villalobos, que ocupaba en ese momento la Presidencia de la Diputación Permanente, le recordó esa decisión de la Mesa de la Cámara e interrumpió varias veces a la portavoz socialista, instándole a que dejara de hablar del Tribunal Constitucional porque no era ése el objeto del debate.
ACUSACIONES DE SECTARISMO
Esta 'salida' de Villalobos provocó que ambas se enzarzaran en una discusión que concluyó con la portavoz socialista abandonando la sala donde se celebraba esa sesión extraordinaria. Una vez fuera, denunció ante los medios de comunicación el "sectarismo" con el que actúa Villalobos. Además, elevó un escrito al presidente de la Cámara pidiéndole que no dejase a su 'número dos' dirigir debates mientras no estuviera en condiciones de actuar con "imparcialidad".
Así las cosas, el primer partido de la oposición espera que tanto Posada como Villalobos hayan tomado nota de este episodio de julio y que la vicepresidenta del Congreso, que ejercerá como presidenta de la Cámara este martes, cuide los modos con el fin de garantizar un buen desarrollo de la sesión, han apuntado las fuentes consultadas.