Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE dice que la alcaldesa de Jerez "echó a 260 familias" por el ERE "y gasta sus salarios en sobresueldos"

La candidata del PSOE a la Alcaldía de Jerez de la Frontera (Cádiz), Mamen Sánchez, ha indicado que la alcaldesa, María José García-Pelayo (PP), "echó a 260 familias" del Ayuntamiento por el expediente de regulación de empleo (ERE) municipal y "gasta sus salarios en sobresueldos".
En una nota de prensa, el PSOE indica que Sánchez ha mantenido una reunión con los trabajadores que fueron despedidos por el Ayuntamiento mediante un ERE que la candidata del PSOE a la Alcaldía de Jerez considera "el primer experimento que el PP llevó a cabo en España usando a los trabajadores, a 260 de los cuales sacrificó para acogerse al plan de pago de proveedores del Ministerio, cuando podía haber adoptado otras medidas sin ningún coste en personal".
"¿Para qué ha servido el ERE municipal? Para que haya 260 parados más en Jerez, para que haya 260 familias sufriendo una terrible situación laboral y económica, situación que se suma a las de otras miles de familias más", ha afirmado.
Asimismo, estima que "para García-Pelayo, 260 parados de los más de 4.000 nuevos desempleados que hay en Jerez desde que llegó a la Alcaldía no significan nada, ni 260, ni 2.600 ni los casi 34.000 que tiene hoy en día Jerez, una de las mayores tasas de toda España".
Al hilo, sostiene que a la alcaldesa eso "le da exactamente igual; no gobierna para ellos, no son su prioridad, y el paro no es, incomprensiblemente, un tema fundamental para ella, ya que de lo contrario, por ejemplo, hubiese sido la primera en apoyar el Plan de Empleo que el PSOE lleva años pidiendo a Rajoy para la provincia de Cádiz".
La candidata socialista incide en que "los pretendidos beneficios económicos de los que García-Pelayo habló no existen, puesto que el dinero que dejó de pagar a estos empleados los ha gastado en tres años y medio en sobresueldos".
"La medida no pudo ser menos rentable, laboral, social y económicamente: 260 familias a la calle, disminuyen aún más los servicios que se prestan en Jerez y el dinero que ya no se paga a estos trabajadores se destina a un grupito de elegidos a los que García-Pelayo concede enormes gratificaciones", asevera.
REINCORPORACIÓN O INDEMNIZACIÓN
Sánchez ha asegurado en el transcurso de la reunión que "si los trabajadores ganan las demandas individuales que han presentado", ella como alcaldesa de Jerez les daría "la opción de reincorporarse a la plantilla de la que fueron expulsados o de percibir una indemnización".
"No se va a presentar recurso alguno si la sentencia declara improcedentes los despidos, si un juez dice que García-Pelayo no cumplió la Ley", ha apuntado, recalcando que Jerez es actualmente "una ciudad sucia, con el mobiliario en pésimo estado, con unos autobuses propios de países del tercer mundo", y lamentando "cómo se han reducido los horarios de servicios como bibliotecas o instalaciones deportivas".
En esta misma línea, ha precisado que se ven "barriadas y pedanías absolutamente abandonadas", y que se padece "la lentitud de departamentos municipales que no cuentan con suficiente personal, etc.". "Esos son los logros del ERE que, caprichosamente, por razones puramente ideológicas, puso en marcha García-Pelayo", ha señalado Sánchez, que para concluir se pregunta "dónde estaban los prometidos beneficios de una medida tan cruel y desproporcionada".