Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE aprobará un código ético para cargos en la primera de sus convenciones ciudadanas la próxima semana

El PSOE aprobará un código ético para cargos la próxima semana, en la primera de las convenciones ciudadanas que quieren celebrar los socialistas durante los próximos meses y que en su primera cita va a estar centrada en la regeneración democrática.
La convención será el próximo 11 de octubre en Madrid, según adelantó este martes el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, durante una 'asamblea abierta' con mayores, y a ella estarán invitados expertos internacionales. El objetivo es plantear una estrategia de "limpieza democrática" que el líder de los socialistas ya ha ido perfilando.
Según ha ido desgranando desde que llegó a la Secretaría General del PSOE el pasado mes de julio, Sánchez quiere impulsar una agenda de regeneración que incluya modificar la ley de partidos, revisar la ley del indulto y los aforamientos, limitar a ocho años los mandatos e introducir la obligatoriedad de las primarias abiertas en todos los partidos.
Además, ha abogado por acabar con "las puertas giratorias" en la política y por endurecer el Código Penal para los delitos de corrupción. En concreto, defiende que los políticos que incurran en estos delitos lo paguen con su patrimonio.
Todas estas medidas se someterán a debate en la convención, que será la primera de las cinco que prometió hacer Sánchez a la vuelta del verano. El objetivo es que de las conclusiones de estos foros, en los que se quiere escuchar a los ciudadanos, salga el programa electoral con el que el PSOE se presentará a las próximas elecciones generales.
DIÁLOGO EN EL CONGRESO
Las conclusiones de esta primera convención servirán también de base para el PSOE en las conversaciones abiertas en el Congreso de los Diputados sobre regeneración democrática, un diálogo que se ha concretado ya en reuniones del PP con todas las formaciones políticas y que se espera cerrar a finales de octubre.
A petición del PSOE, la reforma de la ley electoral, en la que los 'populares' pretenden introducir la elección directa de alcaldes, no forma parte de estas conversaciones. De hecho, los socialistas han condicionado su apoyo al paquete de medidas de regeneración democrática a que el Gobierno no toque la ley electoral antes de las elecciones municipales y autonómicas.