Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE considera "despreciable" que Pablo Iglesias "justifique la violencia" para defender a Bódalo

El PSOE de Jaén ha considerado "despreciable" que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, "justifique la violencia" para defender a su cabeza de lista al Congreso por Jaén y concejal en la capital por Jaén en Común (JeC), Andrés Bódalo, condenado a tres años y medio de prisión "por agredir a un concejal socialista de Jódar".
Así se ha pronunciado este martes en una nota la vicesecretaria general del PSOE, Ángeles Férriz, después de que el líder de la formación morada afirmase este lunes en su cuenta de Twitter: 'Es una vergüenza que al tiempo que miles de corruptos se van de rositas, Andrés Bódalo pueda ir a la cárcel. Solidaridad con los que luchan'.
"Iglesias considera que arrinconar a un concejal y darle una paliza con puñetazos y patadas es luchar por los derechos de los trabajadores. Me parece que se ha equivocado de país y de régimen", ha advertido Férriz, para la que es "repugnante" que un líder político nacional, que debería ser responsable y dar ejemplo, "se afane en defender y justificar actitudes violentas, que han sido probadas en un juicio y que han derivado en una condena muy clara".
En este sentido, ha afirmado que si "no quiere condenar estos actos, allá él", pero ha asegurado que el PSOE "no va a consentir que manipule los hechos para confundir a la ciudadanía". "Andrés Bódalo está condenado por darle puñetazos a un concejal. Eso es lo que dice la sentencia; no dice ninguna otra cosa. Así que Pablo Iglesias debería leer la resolución del juez para saber de lo que habla o debería mentir menos", ha dicho.
Al hilo, ha querido "desmontar la teoría sostenida por Iglesias y el propio Bódalo" acerca de que su condena se produce por defender los derechos de los trabajadores, ya que "queda absolutamente desmentido en la propia sentencia". Según ha añadido, el juez dice que la sentada previa a la agresión era "un acto reivindicativo de carácter sindical que se estaba desarrollando por cauces pacíficos, si bien en un momento dado hubo un acometimiento lesivo con un concejal" por parte de un grupo de manifestantes.
Tal actuación, ha continuado Férriz reproduciendo "textualmente la sentencia", 'no desnaturaliza el acto de protesta que se estaba llevando a cabo, ni criminaliza el comportamiento de todos los participantes en dicho acto'. "Es decir, el juez deja meridianamente claro que la condena se produce por una agresión, no por una manifestación ni por desórdenes públicos", ha reiterado no sin instar a dejar "ya las excusas, las coartadas, las manipulaciones y las mentiras".
Ha agregado que la sentencia califica como hechos 'probados' que la sentada que se desarrollaba por cauces pacíficos se alteró con la llegada del concejal al Ayuntamiento, cuando una de las acusadas gritó 'ahí viene el Ibarra, vamos a por él', momento en que varios de los participantes 'se abalanzaron sobre el concejal, arrinconándole contra la pared, siendo golpeado con los puños por Andrés Bódalo' y otro acusado y recibiendo varias patadas por parte de otras dos acusadas.
VERGÜENZA
"A Pablo Iglesias debería caérsele la cara de vergüenza por defender y justificar estos hechos tan lamentables. Ésa no es la nueva política, es la vieja política de los antiguos regímenes, donde la coacción, la amenaza y la violencia están legitimadas", ha criticado.
Férriz, igualmente, ha apuntado que Bódalo es reincidente en acciones violentas sentenciadas judicialmente, ya que "fue condenado por romper escaparates durante un piquete en Úbeda en 2002, por dar patadas y manotazos a agentes de la Policía en Sevilla y por otra falta de lesiones durante los incidentes que se produjeron en 2014 en Jaén por un acto con un diputado de Amaiur". "El discurso pacifista de Andrés Bódalo parece más bien ciencia-ficción, porque no concuerda para nada con los hechos", ha concluido.