Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE pide las balanzas fiscales para no "dar la razón" al independentismo y PP defiende el nuevo método de Montoro

ERC replica que quien crea que "el motor" del independentismo catalán "es la pela, no ha entendido nada"
El PSOE ha advertido este martes al Gobierno de que no publicar las balanzas fiscales como se han conocido hasta ahora supone "dar la razón al independentismo" y ha acusado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de haber optado por el "oscurantismo". Pero el PP ha asegurado que la nueva fórmula anunciada de cuentas públicas regionalizadas será "más amplia y precisa que hasta ahora".
El debate se ha producido durante la reunión de la Diputación Permanente del Congreso, que ha discutido la reclamación de CiU y del PNV de que Montoro comparezca de forma urgente para explicar su pretensión de abandonar la metodología de balanzas fiscales para centrarse en esta otra nueva. Toda la oposición ha apoyado la iniciativa menos el PP, que no ve la urgencia del asunto.
El portavoz 'popular' Gabriel Elorriaga ha asegurado que las cuentas de Hacienda contarán con la colaboración de expertos, serán conocidas y debatidas en el Congreso y en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y servirán para rediseñar el modelo de financiación autonómica. "No sé cuántos premios Nobel vendrán, pero tantos como los que participaron en las balanzas fiscales de la Generalitat de Cataluña", ha dicho.
El diputado del PSC Francesc Vallés ha afirmado, sin embargo, que el método anunciado por Montoro se centra en el gasto y no tanto en "quién paga", información que sí figura en las balanzas fiscales. "No se pueden sustituir las balanzas, se pueden añadir nuevo mecanismos de cálculo, pero no sustituir ni excluir", ha dicho el miembro de la dirección del Grupo Socialista.
Y ha añadido que si el Gobierno no quiere publicarlas porque cree que dará argumentos al nacionalismo, logrará precisamente este efecto no haciéndolo. "Si esconden las balanzas están dando la razón a los independentistas. Han optado por el oscurantismo y es una grave irresponsabilidad", ha dicho.
CiU: "EL GOBIERNO TIENE MIEDO"
Ha sido el portavoz de CiU Josep Sánchez Llibre quien ha exigido la comparecencia urgente de Montoro para que explique el asunto. Su grupo, ha dicho, está "sorprendido por el cambio de criterio y metodología" y sospecha que el Gobierno quiere esconder información a los catalanes "porque tiene miedo" a que se conozca esta información. "Si los resultados de las balanzas no son los que le gustan al Gobierno, lo sentimos muchísimo, pero lo que conviene al país es más transparencia", ha agregado.
Sánchez Llibre ha vuelto a denunciar el déficit fiscal de entre 11.000 y 15.000 millones que, según las cuentas de la Generalitat, subre Cataluña, y ha reclamado información sobre la solidaridad interterritorial: "Si existe, lo lógico sería conocer los flujos y evaluar los resultados".
El 'popular' Elorriaga le ha replicado criticando que se asimile el resultado de los flujos monetarios con el déficit fiscal, como hace la Generalitat para concluir que el Estado le debe hasta 16.000 millones anuales. Las balanzas presentadas por el Gobierno catalán estaban "manipuladas", ha dicho.
Alfred Bosch, de ERC, ha apoyado que Montoro comparezca y que se publiquen las balanzas según ordenó el Congreso al Gobierno en una resolución aprobada en 2004, un argumento esgrimido también por otros portavoces.
CRECEN LOS SOSPECHAS
"La sospecha de que el reparto del Estado es injusta se acrecienta. Se figuran que desmontando los argumentos del déficit fiscal desmontarán también el independentismo en Cataluña y eso, simplemente, no pasará. Quien crea eso no ha entendido que el motor del independentismo en Cataluña no es la pela", ha dicho.
Por parte de UPyD, Rosa Díez ha criticado la misma existencia de las balanzas fiscales porque "algo que según el método varía tanto el resultante, es altamente sospechoso". Ha insistido en que es un sistema "incompatible" también con un modelo federal y "erróneo" para lo que se persigue, poner las bases para reformar el sistema de financiación. "Pero si el Gobierno quiere publicarlas y cambiar el método de cálculo, debe venir a explicarlo", ha añadido, expresando su voto a favor de la comparecencia urgente de Montoro.
Por la Izquierda Plural, el portavoz de ICV, Joan Coscubiela, también ha exigido la elaboración de las balanzas en línea con las publicadas en 2008. No publicarlas, ha dicho, "dificulta el diálogo y facilita el conflicto, parece que es lo que quieren algunos".