Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE elabora un vídeo en el que insta a las mujeres del PP de Málaga a rebelarse contra la nueva ley

El PSOE de Málaga ha realizado un vídeo en el que insta a las mujeres del PP malagueño que ostentan un cargo público a rebelarse contra la reforma de la ley del aborto que está planteando el Gobierno central. En el mismo aparecen la secretaria provincial de la formación y diputada, Margarita del Cid; las diputadas Celia Villalobos y Carolina España; las alcaldesas Esperanza Oña, Ángeles Muñoz, Paloma García Gálvez y María Paz Fernández y la senadora Patricia Navarro.
Así, el secretario provincial de los socialistas, Miguel Ángel Heredia, ha instado a los 'populares' a "unirse" a ellos para "parar esta ley, que representa lo peor de un gobernante: recortar las libertades, en este caso de las mujeres".
Heredia, quien ha comparecido junto a la presidenta del PSOE malagueño y portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, y el secretario de Organización, Cristóbal Fernández, ha defendido el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad y ha criticado que "lo que era derecho ahora será delito".
"El PP de Málaga tiene que decidir si está a favor o apoya semejante involución. A Francisco de la Torre lo hemos escuchado: sí. A Bendodo todavía no", ha dicho Heredia, quien ha instado al presidente del PP malagueño a expresarse públicamente.
"Celia Villalobos ha reclamado libertad de voto; le pedimos que si logra esa libertad y la ejerce, se una a los socialistas en el Congreso y vote en contra. Igual al resto de diputados y diputadas, de senadores y senadoras del Partido Popular. Esa ley no protege nada, criminaliza", ha sostenido.
Esta reforma de la actual ley del aborto, según el líder del PSOE malagueño, "debemos pararla entre todos, con los votos de unos y de otros". Los socialistas han abordado en la Comisión Ejecutiva Provincial (CEP) celebrada este viernes este asunto, una reforma, ha dicho, "contra la que está todo el mundo y nadie ha pedido".
Así, han llevado a la reunión una resolución rechazando la reforma "impuesta por el PP y sin consenso social, por cercenar el derecho a decidir de las mujeres españolas sobre su maternidad poniendo en peligro su salud llegado el caso".
En el documento los socialistas piden "con especial intensidad" a los dirigentes del Partido Popular de Málaga y a sus representantes institucionales que se opongan a esta iniciativa tanto en los órganos internos del partido como en las cámaras legislativas nacionales, ayuntamientos, mancomunidades y Diputación Provincial.
"Esta ley no puede llegar al BOE. No puede ni asomarse. Hay que pararla con los votos de unos y de otros", ha reiterado Heredia. Al mismo tiempo, los socialistas han lanzado el vídeo en las redes sociales en el que se reivindica el derecho a decidir de la mujer y se apela a la decisión de las diputadas, senadoras y alcaldesas malagueñas del PP "para tumbar esta reforma".
MOCIÓN EN MÁLAGA
Por su parte, María Gámez ha anunciado que presentará una moción en la próxima comisión de Derechos Sociales con el objetivo de que la Corporación municipal manifieste su apoyo "a los derechos fundamentales de la mujer, a su integridad física, al libre desarrollo de la personalidad, a la intimidad y al honor, así como a todos aquellos relacionados con su capacidad de decidir respecto a un embarazo".
"No se puede legislar con base en una moral concreta sino que tiene que preservarse que lo que para algunas personas es pecado, no se convierta en un delito para el resto", ha recalcado, añadiendo que se debe garantizar que "en un Estado aconfesional y democrático, las políticas públicas no reciban injerencias de ninguna moral religiosa, en particular las de la educación, salud y justicia".
Según la socialista, la propuesta del PP "nos sitúa a la cola de Europa". "Es un retroceso inadmisible que no podemos admitir bajo ningún concepto", ha señalado, y ha animado a movilizarse en contra de esta reforma "que pretende que existan mujeres de primera y de segunda".
A su juicio, esta reforma "no resuelve nada, sino que lo único que provocará será muchos problemas para la salud y la vida de las mujeres", y además, "no está entre las preocupaciones de los ciudadanos". "Se trata de una decisión tan íntima y personal que nadie debe sustraerte de ella. La mujer debe poder decidir sobre algo que puede cambiar tu vida, por lo que ningún gobierno está legitimado para entrar en este campo", ha finalizado.