Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y C's convocan a los cinco partidos con los que ven factible llegar a acuerdos

Pedro Sánchez y Albert RiveraGTres

Los portavoces parlamentarios del PSOE, Antonio Hernando, y Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, han enviado este martes sendas cartas a sus homólogos en el PP, Podemos, IU, Compromís y PNV para invitarles a iniciar "de inmediato" una ronda de negociaciones para constituir un nuevo gobierno "lo antes posible". Según explican, se dirigen a los partidos con los que ven "factible alcanzar acuerdos".

Así se recoge en la comunicación que han remitido a los portavoces parlamentarios de estos cinco grupos parlamentario, en el que defienden el acuerdo que firmaron los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y Ciudadanos, Albert Rivera, para formar un gobierno reformista y de progreso.

Ahora, y después de la investidura fallida de Sánchez, afirman que ese pacto sigue "plenamente vigente" y está "abierto a aportaciones, sugerencias y mejoras por parte de otros grupos políticos y también de agentes sociales y del resto de la sociedad civil", para así "ampliar el apoyo político y ciudadano a la constitución de un nuevo Gobierno lo antes posible".

El PSOE y C's defiende que ahora se abren dos meses en los que los partidos tienen "la responsabilidad de dialogar, sumar esfuerzos y alcanzar acuerdos para hacer posible un Gobierno y una legislatura estables para trabajar al servicio de la ciudadanía".

Por eso, se dirigen personalmente a los portavoces del PP, Rafael Hernando; Podemos, Íñigo Errejón; Compromís, Joan Baldoví; IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, y PNV, Aitor Esteban, para avanzarles esta iniciativa y transmitirles su intención de hablar con ellos "de forma inmediata" para "cerrar una fecha para un encuentro" que tenga lugar "lo antes posible.

Quieren hacer "sucesivas reuniones conjuntas"

En la carta, explican que su intención es celebrar "sucesivas reuniones conjuntas" de sus comisiones negociadoras" con los representantes de cada uno de los partidos con los que creen que es "factible alcanzar acuerdos".

Esta iniciativa llega después de la reunión que mantuvieron el sábado PSOE y Ciudadanos, donde decidieron que, a partir de ahora, negociarán conjuntamente con el resto de los partidos. Los socialistas han rechazado así sentarse por separado con Podemos, que les había convocado para este miércoles en la mesa a cuatro que sólo se llegó a sentar una vez antes de la investidura fallida.

Ahora, es la primera vez que el PSOE pretende sentarse a negociar con el PP, después de que lo excluyera de su primera ronda de negociaciones. Sánchez se vio con Rajoy después de recibir el encargo del Rey de intentar formar gobierno, pero no citó a su partido en el marco de las reuniones de su equipo negociador porque alegaba que no tenía nada que negociar con los 'populares'.

Preguntado por el motivo por el que ahora el PSOE sí quiere sentarse a la mesa con los 'populares', Hernando ha recalcado que "lo que ha cambiado es que el reloj corre y que corre prisa" para que "haya un nuevo gobierno de cambio".

"Por lo tanto, hay que hacer todos los esfuerzos y más para que ese gobierno de cambio sea posible", ha dicho, aunque también ha asegurado que "no pretende pedirle el apoyo al PP" porque son "antagónicos" y defienden "políticas muy confrontadas".

En cambio, Ciudadanos ha defendido desde un principio que el PP debe participar del acuerdo para el nuevo gobierno por ser un partido constitucionalista y por los escaños y votos que representa. Eso sí, Rivera ha reconocido que esto sería más fácil si el presidente en funciones diera un paso atrás.

Mientras tanto, los socialistas --que después de las elecciones se comprometieron a no apoyar ni a Rajoy ni a ningún otro candidato del PP-- no quieren comentar la "hipótesis" de que el jefe del Ejecutivo en funciones deje el liderazgo de su partido, aunque Hernando ha recalcado que está "absolutamente quemado, desacreditado y el PP no va a llegar muy lejos" con él al frente.

De otro lado, Ciudadanos también se muestra ahora abierto a hablar con Podemos. Hasta la investidura fallida de Sánchez, el partido naranja ni siquiera pedía su abstención y recalcaba que sus proyectos, especialmente en materia económica y territorial, son totalmente contrarios.