Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE quiere empezar a hablar de "políticas" pero no buscará apoyos para gobernar hasta que lo intente Rajoy

Hernando quiere que ERC y CDC se sumen a la reforma federal de la Constitución
El portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, ha subrayado este miércoles que, una vez organizadas las Cámaras, ahora es posible empezar a hablar de políticas y de contenidos, pero ha recalcado que el PSOE no empezará a buscar apoyos parlamentarios para formar Gobierno hasta que lo intente el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy.
Sólo si "fracasa", ha dicho, será "el momento del PSOE y de Pedro Sánchez" y se pondrán a "hablar de para qué" se busca un Gobierno de cambio. Ahora, ha dicho, los grupos pueden empezar a discutir las propuestas que han presentado en el Congreso.
"En estos momentos no estamos en ningún tipo de suma ni de aritmética, estamos en nuestras propuestas. Entiendo que haya cierta ansiedad por conocer la solución final pero ésta tiene que venir de contar qué queremos hacer y para qué, y de ponernos de acuerdo en unos mínimos", ha argumentado.
Además, ha aprovechado para reprochar a Rajoy que esté empeñado en que "la solución es él y el Gobierno de estabilidad es él", pero al mismo tiempo "no está hablando con nadie".
CON EL PP HA SIDO "ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE" PACTAR
Hernando ha defendido que los socialistas no quieran negociar la oferta del PP de una "gran coalición" y lo ha achacado a que "la experiencia" ha demostrado que pactar con los 'populares' ha sido "absolutamente imposible", hasta el punto de que varias de sus leyes, como la de Educación o la de Seguridad Ciudadana, han tenido unanimidad en contra.
Eso sí, ha admitido que, para el PSOE, llegar a un acuerdo de Gobierno "no será fácil", pero ha añadido que los políticos no tienen "derecho a tirar la toalla" y ha garantizado que Sánchez no lo hará.
Preguntado por el hecho de que debería negociar el apoyo o la abstención de grupos independentistas, ha recalcado que el PSOE tiene documentos en los que deja clara su postura sobre el "problema territorial" y ha insistido en su propuesta de reforma federal.
De hecho, ha precisado que su intención es que en esa reforma constitucional participen "partidos que hoy se quieren ir, como ERC o CDC", pero también el PP, Podemos y Ciudadanos. Es más, ha opinado que si el acuerdo entre diferentes fue posible en 1978 tiene que serlo "después de 38 años de democracia y de aprendizaje de democracia".
El dirigente socialista ha defendido que esa reforma serviría para que Cataluña, y todas las comunidades autónomas, sientan que "tienen mejor encaje". Hernando ha asegurado que el PSOE atribuye "responsabilidad total" al expresidente catalán, Artur Mas, de la situación en Cataluña, pero cree que "el inmovilismo de Rajoy también ha dado lugar a la situación actual" y ha recordado que el PSOE lleva años avisándole de que la convivencia se estaba deteriorando.