Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE promete un plan de emergencia social para eliminar la pobreza severa

Batet: "Rajoy se ha cargado el modelo social aprovechando la crisis"
El PSOE se ha comprometido a aprobar un plan de emergencia social en el primer consejo de ministros que celebre si lidera el Gobierno tras las elecciones generales del 26 de junio con el objetivo de eliminar la pobreza severa en una sola legislatura.
Lo han explicado este martes en la sede barcelonesa del PSC el exministro y miembro del comité de expertos del PSOE en materia de economía, Jordi Sevilla, y la candidata del PSC por Barcelona para las elecciones generales del 26 de junio, Meritxell Batet, en un acto sobre emprendedores y economía.
Sevilla ha cifrado el coste del plan de emergencia social en 5.000 millones, destinados a poner en marcha un ingreso mínimo vital y duplicar las ayudas por hijo a cargo: "Esto ya podría estar en marcha pero lo bloquearon --PP y Podemos-- y ahora quieren que lo olvidemos".
"La desigualdad no es fruto de la crisis, sino de las políticas de derechas", ha alertado el responsable económico del PSOE, que también ha criticado que el PP haya apostado por atacar los bolsillos de los más vulnerables con medidas como el copago farmacéutico.
Por su parte, Batet ha deplorado que el PP "se ha cargado el modelo social aprovechando la crisis" económica, retrocediendo en todos los logros que habían conquistado gobiernos socialistas, y ha acusado al presiente en funciones, Mariano Rajoy, de romper la negociación colectiva y debilitar la sociedad de bienestar.
Además, ha asegurado que los cuatro años de Gobierno del PP sólo han servido para "propiciar el crecimiento de unos pocos y el abandono de la mayoría" de los ciudadanos, algo que el PSOE se compromete a revertir.
"Necesitamos un Gobierno progresista y de izquierdas con proyecto y equipo", algo que sólo puede garantizar el PSOE y no otros partidos, ha añadido la candidata socialista, que ha destacado la necesidad de crecer económicamente y redistribuir mejor la riqueza.
PARO ESTRUCTURAL
El mayor indicador de la desigualdad es el paro estructural de España contra el que el PSOE receta un cambio de modelo productivo para alcanzar un modelo de crecimiento más estable y sostenible: "Hay que pasar de la precariedad a las oportunidades para todos".
Para los socialistas, los principales retos de la economía española se centran en cambiar el modelo productivo para basar su competitividad en la creación de valor añadido y en el talento --en vez de "competir en salarios bajos--, priorizar el gasto en R+D+I, crear una sociedad del conocimiento y propiciar una transición energética para desplegar una economía verde, sostenible y generadora de empleo.
También quieren cambiar las cuentas públicas para "sacar a España de la dependencia excesiva de los déficits", estimular el crecimiento de las empresas para mejorar su ocupación, productividad e internacionalización, y redefinir la normativa para reforzar la competencia empresarial y la protección de los derechos de los consumidores.
Batet y Sevilla han coincidido en destacar que el modelo productivo actual está obsoleto y que para que cambie es "imprescindible" que el PSOE llegue al Gobierno.