Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE retira su apoyo a la subida de impuestos a los más ricos

Los socialistas habían presentado una enmienda de sustitución a una moción de IU-ICV. Video: ATLAS.telecinco.es
Seis horas le han bastado al PSOE para cambiar sus intenciones en política fiscal. En la mañana del lunes se anunciaba un acuerdo con IU-ICV para aumentar los impuestos a las rentas más altas, revisar el conocido cheque-bebé y la deducción de los 400 euros, así como aumentar la tributación a los deportistas extranjeros con contratos millonarios como Cristiano Ronaldo. Sin embargo, por la tarde los socialistas daban la sorpresa y retiraban el apoyo que antes habían prestado a IU-ICV para contentar a CiU. El PSOE hacía así un guiño a los nacionalistas para poder sacar adelante los presupuestos del Estado. Sólo un día después, el Congreso volverá a hablar de economía en la sesión de Control al Gobierno.
En la tarde del martes, el Pleno del Congreso rechazó, con los votos en contra de PSOE, PP y CiU y la abstención del PNV, la moción de IU e ICV que pretendía instar al Gobierno a implantar una fiscalidad "progresista". 
De esta manera, se proponía establecer un nuevo tramo en el IRPF con un tipo marginal del 50% para las rentas más altas, concretamente para los que cobraran más de 7.000 euros mensuales, frente al máximo del 43% actual.
Además, el acuerdo también instaba al Ejecutivo a "introducir elementos de progresividad en la deducción o prestación por nacimiento o adopción", el conocido como "cheque-bebé", y, en cuanto a la tributación de los futbolistas de élite no residentes en España, la moción pensaba comprometer al Gobierno a reformar la conocida Ley Beckham "con el objeto de evitar abusos manifiestos".
El PSOE decidió a media tarde, y tras haber acordado horas antes las medidas con IU-ICV, retirar su apoyo a la iniciativa al no haber asegurado la coalición de izquierdas que sus dos diputados fueran a votar el jueves a favor de los presupuestos del Estado.
El diputado de ICV, Joan Herrera, aseguró, que en ningún momento habían comprometido el respaldo al techo de gasto al tiempo que ha apuntado que el cambio a última hora del PSOE muestra que el Gobierno "no tiene rumbo" y "no sabe cómo afrontar la crisis". Pese al desencuentro con los socialistas, Herrera ha comentado que  "no cejará en su empeño" de corregir la política fiscal eliminando la deducción de 400 euros, incrementando la progresividad del 'cheque bebé', "subir los impuestos a los ricos" y eliminar la conocida 'Ley Beckham'.
Desde las filas socialistas se defendió el rechazo a las medidas ya que "lo que la enmienda socialista les decía es que hay que hacer cambios y hacerlo bien en el horizonte 2010". La socialista Montserrat Colldeforns fue quien explicó que finalmente se optó por retirar la enmienda por considerar que IU-ICV debía apoyar los Presupuestos, como "herramienta fundamental" para sacar adelante esta iniciativa.
Por su parte, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, se jactó de haber "evitado con pocos movimientos" que la "voracidad fiscal" del Estado se cebe en pymes, autónomos y rentas medias. "Con estas propuestas fiscales no se va a generar ninguna confianza en la economía ni puestos de trabajo", advirtió al diputado ecosocialista.
Economía en el Congreso
Sólo un día después del espaldarazo del PSOE a Izquierda Unida, el Congreso se vuelve a reunir en la sesión de control al Gobierno. Durante el pleno de este miércoles, que cambiará el orden de preguntas por el retraso del presidente al regresar de su viaje oficial a Togo, se volverá a hablar de economía. En concreto, el líder del PP preguntará al Ejecutivo sobre las críticas del Banco de España al aumento del déficit público.