Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE está satisfecho de su campaña y cree haber movilizado a su electorado

El cabeza de lista del PSOE al Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar. EFE/Archivotelecinco.es
El PSOE está satisfecho de la campaña electoral para los comicios europeos del próximo domingo, en la que ha desarrollado más de 5.000 actos por toda España con el objetivo de arengar a su electorado, para lo cual ha puesto en escena a sus "primeros espadas", con José Luis Rodríguez Zapatero a la cabeza.
El PSOE se ha empeñado en las últimas semanas en dejar claro que en estas elecciones no se dirime el Gobierno de España, pero también es consciente de que no pocos ciudadanos aprovecharán la cita en las urnas para expresar su malestar con el Ejecutivo a cuenta de la crisis económica y el desempleo.
Por eso, no ha bajado la guardia ni un minuto y ha llevado a cabo miles de actos por toda España, 800 de ellos protagonizados por miembros de la dirección federal del partido, ministros del Gobierno o presidentes socialistas de comunidades autónomas.
Todos los miembros de la candidatura electoral han participado en la campaña y su cabeza de lista, Juan Fernando López Aguilar, ha devorado kilómetros por todo el país -excepto Cataluña y Galicia- para explicar el proyecto socialista.
Otros miembros de la lista, como Ramón Jáuregui, Carmen Romero o Magdalena Álvarez, han desempeñado un papel destacado en la campaña con actos propios.
Los socialistas están convencidos de que Zapatero es su mejor baza y, de hecho, creen que el debate sobre el estado de la nación, sobre todo el "cara a cara" con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, marcó un punto de inflexión en las expectativas electorales del PSOE.
Aunque inicialmente la dirección del PSOE tenía programada la intervención de Zapatero en doce actos durante la campaña, al final los mítines del secretario general del partido quedarán reducidos a nueve -incluido el cierre de esta noche-, debido a problemas para compatibilizar esta actividad con su agenda como presidente del Gobierno.
Y es que el propio Zapatero ha confesado hoy que es evidente que se juega "algo" en las elecciones europeas del domingo y ha asegurado que, como presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, se siente "políticamente responsable" de los resultados que obtengan los socialistas.
Bajo el lema "Este partido se juega en Europa", el PSOE ha invitado a los ciudadanos a elegir entre la "dicotomía" de apostar por la "Europa justa" que defienden los socialistas o por la vuelta al pasado y el retroceso que, a su juicio, representa el PP.
No ha faltado munición de grueso calibre en la campaña con el fin de ganar unas elecciones que, según la mayoría de las encuestas, el PSOE va a perder el 7-J.
Durante unos días, los socialistas eludieron responder a las críticas sobre el uso de aviones oficiales por parte de Zapatero para asistir a mítines del partido, pero finalmente acabaron entrando al trapo hasta el punto de que el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, sacó a relucir la seguridad de Aznar.
Precisamente la figura del ex presidente del Gobierno José María Aznar ha sido recurrente en las intervenciones de Zapatero, que ha criticado su falta de humildad por decir que con él no habría crisis y que ha recordado la guerra de Irak en numerosas ocasiones.
Y otro ex presidente, Felipe González, ha sido una de las estrellas de los socialistas en esta campaña.
Hasta media docena de vídeos electorales han preparado los socialistas en esta campaña, muchos de ellos fuente de polémica, como uno en el que aparecían un cura homófobo o un neonazi para ilustrar las ideas ultraconservadoras.